queja de usuarios en el centro de salud Obispo Paulo

Sin ascensor en un ambulatorio de Mérida: "Nos toman la tensión en las escaleras"

Los pacientes de la Zona Sur llevan sin elevador desde el 3 de junio

"No podemos subir hasta la cuarta planta y tienen que bajar las enfermeras"

Francisca Jiménez señala a uno de los ascensores averiados.

Francisca Jiménez señala a uno de los ascensores averiados. / Alberto Manzano Cortés

Pacientes del Centro de Salud Obispo Paulo (ubicado en la Zona Sur) han transmitido de nuevo sus quejas a El Periódico Extremadura a causa de que los dos ascensores del ambulatorio están fuera de servicio desde el pasado 3 de junio. Una situación que dificulta el acceso a dicha área de asistencia sanitaria, especialmente a personas con problemas de movilidad física que tienen que acudir periódicamente al médico.

Varios usuarios han explicado que "la única solución que les han dado es que el personal sanitario les atienda en la primera planta y a veces nos aglutinamos mucha gente en el hall. Nos acaba de decir una enfermera que para mañana deberían estar arreglados”.

Los dos ascensores estropeados.

Los dos ascensores estropeados.

En este sentido, una de las usuarias, Francisca Jiménez Jiménez, ha indicado que los ascensores llevan tiempo estropeados y que "tienen que bajar los médicos ahí a la escalera para atender a los enfermos, porque la gente no puede subir. Bastantes vienen con los taca taca o en sillas de ruedas". En el mismo sentido se han expresado otros pacientes: "Necesito sintrom y vengo cada 15 días, y me tienen que tratar abajo porque arriba no puedo subir".

Al lado, dos mujeres también atienden a este diario. "Tenemos que subir a la cuarta planta, pero como no podemos subir las escaleras, o bien bajan las enfermeras a atendernos a tomarnos la tensión. Nos han dicho que mañana lo arreglarían", han reiterado.

Esta redacción ha intentado contactar con el SES pero sigue sin obtener respuesta de cuál fue el motivo de avería de los elevadores.

Suscríbete para seguir leyendo