sus especialidades son paninis, pizzas y bocadillos

El menú de la noche de Mérida

Fernando Galindo es el responsable de The Panini´s, un negocio situado en el Arco Trajano

Fernando Galindo posa en el local con sus productos.

Fernando Galindo posa en el local con sus productos. / ALBERTO MANZANO

Existen dos verdades incuestionables: que a los emeritenses les gusta la fiesta y que el buen yantar es patrimonio de la capital extremeña. La noche es joven y larga. Unos tragos por los bares y pubs del centro, salida a la discoteca favorita y, casi sin darte cuenta, ya toca volver a casa. Pero antes, algún amigo hace la pregunta del millón de euros: ¿Y si comemos algo? No llama la atención, por eso, que la ciudad tenga un sitio de referencia indispensable para jóvenes, y algún otro que ya peina canas, donde se juntan para llenar el estómago y retirarse de forma definitiva.

En The Panini´s, un negocio ubicado al lado del Arco Trajano, saben lo que es sufrir colas dentro del local. No hay apenas personas que se precien que no hayan acabado alguna vez ahí una fiesta. Su variedad de paninis, tostas, pizzas y bocadillos son todo un reclamo.

El establecimiento, que abrió sus puertas en Semana Santa, trabaja a un ritmo frenético los fines de semana para saciar las ingentes ganas de comer de quienes han quemado la pista de baile. ¿Qué hace de este lugar un punto obligatorio? Para empezar, lo dicen sus fieles: «Nada más entrar, huele que alimenta». El conjunto de olores que se mezclan aquí abre el apetito de cualquiera a altas horas de la madrugada. «Ofrecemos un trato cercano y conocemos a la mayoría de los clientes. Me gusta todo de mi trabajo, no me aburre», resalta el responsable de The Panini´s, Fernando Galindo a este periódico.

Y eso que si se trata de recordar situaciones anecdóticas tiene, y muchas, «un día nos confundieron con una panadería», destaca. El local no defrauda para coger el sueño como un rey después de una buena noche de ocio. 

Suscríbete para seguir leyendo