Lunes de Pasión

El tiempo dicta clemencia en Mérida y la Cofradía Infantil saca sus pasos con brío

Desfilan Jesús de Medinaceli, el Cristo de las Injurias y la Virgen del Rosario por el centro

Las nubes no han querido dar guerra durante esta tarde-noche de lunes Santo en Mérida. El tiempo ha dictado clemencia y la Real Hermandad y Cofradía Infantil ha procesionado los tres pasos (Jesús de Medinaceli, el Santísimo Cristo de las Injurias y Nuestra Señora del Rosario) por el corazón de la ciudad, además de reunir a un gran número de personas por las calles, el desfile ha dejado momentos de mucha emoción y belleza. Es muy difícil quedarse con una sola fotografía. La capital extremeña se ha vuelto a llenar de entusiasmo cofrade con el acompañamiento musical de las bandas y los nazarenos.

Las primeras cornetas han resonado puntuales en la Concatedral de Santa María y los tambores y bombos han comenzado a marcar el ritmo. "La procesión del Lunes Santo es preciosa, pero no conviene tampoco perderse el resto de desfiles", ha dicho una espectadora, dispuesta a seguir el recorrido, "al menos, hasta el Templo de Diana". Los bellísimos pasos han arrancado más de una lágrima.

LAS DOS PROCESIONES DE MARTES SANTO

La Hermandad de Jesús de la Humildad, María Santísima de las Lágrimas y Santa Ángela de la Cruz sale de la parroquia de San Juan Bautista y María Auxiliadora con partida a las 18.45 horas. ¿Dónde verla? Es hermoso ver la hermandad bajar por la calle Río Jerte, entre el fervor multitudinario de su barrio. Lo mismo que a la entrada, no sin antes disfrutar de su transitar por el Parque de la Antigua y cruzar el río Albarregas. El encuentro y posterior entrada en su casa hermandad entre emociones y saetas. La Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo del Calvario, Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santísima Virgen de los Dolores y María Santísima de la Amargura sale de la Ermita del Calvario a las 20.30 de la tarde. ¿Dónde verla? Resulta especialmente emotiva la salida de la hermandad en la ermita, su paso por el intimísimo Callejón de la Amargura. La saeta de Nuestro Padre Jesús Nazareno en la calle Augusto. El recogimiento en la subida de Santa Julia y la espectacular entrada en su ermita.

Suscríbete para seguir leyendo