La ubicación estratégica que tiene la Comunidad Autónoma de Extremadura en la frontera con Portugal hace necesaria la colaboración entre ambas administraciones en pro de la atención integral a las mujeres víctimas de violencia de género a un lado y a otro de la misma. José Antonio Orellana, técnico del Imex, explica en que consiste el proyecto EuroaceViogen. Participan el Instituto Extremeño de la Mujer (IMEX) y la Secretaría General de Educación de la Junta de Extremadura. En el lado portugués participa la Plataforma Portuguesa para los Derechos de las Mujeres. El presupuesto del proyecto es 387.923,65 euros y la financiación de la UE, a través de FEDER, es de 290.942,78.

¿Es importante la cooperación con otros países, como Portugal en este caso, a la hora de abordar la lucha contra la violencia de género?

En el caso concreto de la lucha contra la violencia de género es esencial, ya que reside en la base de las estructuras sociales básicas de las sociedades actuales, y desarrollar cauces de cooperación institucional, en este caso con Portugal, no hace más que redundar en mejorar las herramientas para la prevención y atención a las víctimas. Debemos seguir trabajando en la mejora de los mecanismos de cooperación para poder ofrecer la mejor atención a las mujeres víctimas de violencia de género. 

¿Cuáles son las principales conclusiones obtenidas tras estos cuatro años trabajando en el proyecto?

Esencialmente, la colaboración, sinergias y puesta en común como estrategia de trabajo en la mejora de la información, la atención y el asesoramiento, en los recursos y las órdenes de protección, así como en la coordinación de los servicios sociales ofrecidos a las mujeres víctimas de violencia de género. 

Otro aspecto clave a destacar en el trabajo conjunto es el referido al establecimiento de mecanismos de concertación en la gestión de los expedientes de violencia de género. La Plataforma ATC VIOGEN es una aplicación informática diseñada por el IMEX para dicho fin. La prevención de cualquier tipo de violencia hacia la mujer requiere una red de intercambio de prácticas y conocimientos, y ampliar las redes de atención entre las zonas afectadas.

En el proyecto se ha trabajado, entre otros temas, aspecto relacionados con el ámbito educativo ¿Por qué son necesarias las acciones en este área?

La educación es nuclear en la construcción de los proyectos de vida del joven y adolescente, en la configuración de su identidad individual y social, y determinados factores pueden poner en riesgo un crecimiento «natural» y positivo de la misma. En el proyecto, realizado en ambos países, han participado 246 profesionales y se han encuestado a 430 escolares. Se han encuestado 143 profesionales relacionados con la violencia de género. Han cumplimentado la encuesta 491 alumnas y alumnos de bachillerato, 283 docentes, 696 componentes de equipos directivos y 466 responsables legales. En total 1.193 mujeres y 743 hombres.

LOGOTIPOS interreg

LOGOTIPOS interreg EL PERIÓDICO