Carmen Menayo Montero (Puebla de la Calzada, 1998) , jugadora de la máxima categoría de fútbol femenino en el Atlético de Madrid, alza la voz por sus compañeras y pide apoyo colectivo para dar visibilidad al deporte femenino.

-¿Siempre quiso ser futbolista? 

-Sí, más o menos. Cuando era niña me apasionaba el fútbol y jugaba, pero nunca decía que quería dedicarme a ello. Me gustaba el deporte y cuando fui tomando conciencia lo que quería ser era preparadora física o entrenadora porque la realidad es que la carrera profesional de una futbolista es temporal. Por ello estudio Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Lo compagino con ser jugadora.

-Juega en la máxima categoría profesional de fútbol femenino, ¿considera que goza de los mismos privilegios que la masculina?

-No. Nosotras seguimos luchando por tener unas condiciones mínimas dignas como jugar en un campo de césped natural, llevar las nóminas al día sin retrasos en los pagos o contratos decentes. No es algo que me pase personalmente, pero sí a nivel general y lo tenemos que luchar juntas. 

-O sea que la brecha salarial pasa a un segundo plano...

-Hay muchas cosas básicas por conseguir. La diferencia de salarios nunca se va a igualar entre la primera femenina y la masculina. Las cifras económicas que genera el fútbol masculino no se van a poder equiparar jamás a lo que generamos nosotras.

-¿Qué cree que hace falta para que se emita por la televisión un partido de fútbol femenino en prime time?

-Mayor visibilidad del deporte femenino, en general y una televisión que apueste por ello en particular. El apoyo colectivo y que la sociedad consuma el fútbol femenino es clave. 

-¿Es colchonera desde pequeña?

-No exactamente -ríe-. Pero siempre he sido simpatizante de la filosofía del Atlético de Madrid. Cuando era niña percibí la forma de vivir el fútbol de este equipo. Desde 2016 tengo la suerte de comprobarlo día a día y de formar parte de ese sentimiento. 

-Ha jugado en la selección española, ¿le gustaría volver?

-Por supuesto. Ojalá pueda estar con el equipo nacional pronto. 

-¿Cuál es su mayor meta?

- A nivel individual poder alcanzar el mejor rendimiento tras haber estado lesionada de la rodilla. Con el equipo me encantaría poder lograr algún título.