ENTREVISTA | Mar Azabal Domínguez Ilustradora

“Las madres no tenemos un manual para saber cómo actuar en cada momento”

Mar Azabal Domínguez, ilustradora.

Mar Azabal Domínguez, ilustradora. / EL PERIÓDICO

Sandra Moreno Quintanilla

Se inicia en el mundo de la ilustración en 2015 y desde entonces ha colaborado en libros con distintas editoriales. Su dibujo oscila entre el mundo infantil y el adulto. Fusiona clasicismo con elementos surrealistas, reflejando una paleta de colores vibrantes y trazos delicados.

Imagina que estás presentando tus ilustraciones a alguien que nunca las ha visto antes. ¿Cómo las describirías?

Mis ilustraciones tienden al clasicismo compositivo. Siempre que puedo incluyo elementos fantásticos y surrealistas en mis creaciones. Creo que mis ilustraciones suelen tener un halo de melancolía, sobre todo en las mujeres que dibujo. Mi trabajo está en constante evolución, pero mantiene la misma esencia; en mi paleta de color se repiten los rojos encendidos, los azules tenues y los amarillos intensos; mi trazo es fino, delicado, en todas mis ilustraciones y tierno en la ilustración infantil. Me muevo constantemente entre el mundo infantil y el adulto, en la ilustración, sin querer abandonar ninguno de los dos, pues los dos enriquecen mi espíritu.

Has ilustrado libros con temáticas muy diferentes, ¿cómo comienza el proceso?

En el caso de los álbumes ilustrados lo primero que hago es leer el texto y ver si me llega, después lo dejo reposar un par de días y si a lo largo de esos dos días el texto va provocando que mi imaginación cree en mi cabeza escenas sugerentes; entonces cuando siento que puedo hacer un buen trabajo. Si se trata de novelas el proceso es distinto, selecciono escenas que me resultan atrayentes a lo largo de su lectura, e ilustro las imágenes que me sugieren ese texto.

Para algunas madres volver a trabajar genera sensaciones de culpa, pero también puede representar recuperar un espacio propio. ¿Cómo lo has vivido?

La maternidad y mi profesión van íntimamente unidas de la mano. Cuando nace mi hijo comienzo a indagar acerca del mundo de la ilustración. Compaginar la crianza con mi vida laboral ha sido duro, pero ambas cosas son importantes en mi vida.  No voy a mentir, intentar hacerte un hueco en un mundo donde no te conoce nadie, donde entras con cierta edad, es complejo, sobre todo si tu tiempo ha de dividirse entre el cuidado de un bebé e intentar dar los primeros pasos en ese mundo desconocido.  Confío en que algún día él sea consciente de lo duros que han sido estos años para mí. Que comprenda que soy su madre, y que las madres no tenemos un manual para saber cómo actuar en cada momento; que unas veces acertamos en nuestras decisiones y en otras nos equivocamos.

La búsqueda de inspiración es un tema recurrente entre los artistas, hay quien la persigue con obstinación y otras personas prefieren que suceda de forma más accidental. ¿Cómo es tu relación con ella?

Tengo una rutina que hago casi a diario, es hacer un boceto de lo que sea, pero tiene que ver más con una cuestión técnica: a dibujar se aprende dibujando.La inspiración para mi sucede de forma accidental. Tiene que ver más con una música que oyes o un color, algo que lees..., pero sí es cierto que cuando estoy trabajando en un proyecto, en la fase de artes finales, me siento delante del ordenador y pongo la misma música hasta que termino ese proyecto. Es como si mi cerebro recibiese una señal de “continúa donde lo dejaste”. Cada uno de mis proyectos va asociado a una música en concreto. Durante la fase de creación es distinto, escucho música variada, audiolibros, o sencillamente trabajo en silencio.

¿Qué tal se te da trabajar con la administración?

Hasta ahora no he tenido problemas a la hora de trabajar con la administración. Doy por hecho que, cuando se me encarga un trabajo, es porque les gusta lo que hago. Lo importante a la hora de trabajar con la administración es tener claro qué es lo que quieren, y ajustar eso a lo que tú haces. Para la administración extremeña, por ejemplo, he creado cartelería, me hizo especial ilusión hacer el cartel del Día del Libro del 2022 , y un libro para el Día de la Mujer. Me encantaría poder promocionar mi tierra -Extremadura- al igual que he hecho con mi actual tierra de acogida.