La Junta de Personal del Área de Salud de Navalmoral de la Mata, a través de un comunicado emitido ayer, expuso que tras los acontecimientos acaecidos en el centro de salud moralo de una agresión a personal del SES, «exigimos que por parte de la Administración de la Junta de Extremadura, se extremen las medidas de seguridad para garantizar la integridad de todos los trabajadores públicos, incluidos los del Servicio Extremeño de Salud». En la nota exponen que dichos profesionales, «se encuentran indefensos y desprotegidos ante las agresiones que vienen sufriendo en sus puestos de trabajo al carecer de medidas adecuadas y suficientes, ya sean éstas materiales o personales».

Del mismo modo, solicitan y exigen cursos de preparación para afrontar estas situaciones que, en su opinión, «pueden poner en peligro incluso su propia vida».

Además de todo ello, en la nota, la Junta de Personal quiso dejar constancia de su denuncia a la agresión sufrida en la persona del compañero médico del centro de salud por parte de un usuario, «sin que esta agresión pueda justificarse en modo alguno». También manifestaron su «más enérgica repulsa y rechazo por esta agresión».

Finalmente, recordaron que la Administración de la Junta de Extremadura y el Servicio Extremeño de Salud, como empresa, son los responsables de garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio, en todos los aspectos relacionados con el trabajo, información, consulta, participación y formación de los empleados.