EL FIN ES TOMAR MEDIDAS PARA LOGRAR SOLUCIONES

Un estudio analiza las barreras que encuentra la población migrante del Campo Arañuelo

Detectan dificultad para obtener la tarjeta sanitaria y de traslado al carecer de carné

El estudio se ha centrado principalmente en la población marroquí.

El estudio se ha centrado principalmente en la población marroquí. / EL PERIÓDICO

La Comarca del Campo Arañuelo cuenta con un estudio de campo y un diagnóstico que permite conocer las dificultades que encuentra la población migrante, fundamentalmente marroquí, para acceder al sistema de salud en dicha zona, y al mismo tiempo, aplicar soluciones. Este diagnóstico ha sido elaborado por la ONG Médicos del Mundo en Extremadura y ha contado con el impulso de la diputación de Cáceres. Esto con el fin eliminar dichas dificultades. Principalmente, según informó la diputación, el perfil de las mujeres que encuentran dificultades es temporera de origen marroquí, con débil manejo de la lengua y el desconocimiento de la cultura y tradiciones del lugar de acogida. Así lo ha dado a conocer, recientemente, la diputada de Políticas Sociales, Igualdad, Participación y Atención a la Ciudadanía, Amelia Molero, que ha sido la encargada de dar a conocer los resultados de dicho trabajo junto a Patricia Jara, coordinadora de Médicos del Mundo Extremadura.

Este estudio se ha conseguido tras numerosas reuniones, entrevistas individuales y de grupo con distintos agentes y sectores implicados, desde instituciones políticas hasta asociaciones y personas migrantes, pasando por sindicatos, servicios sociales, empresas y personal de centros de salud. El diagnóstico ha sido elaborado a partir de un trabajo de campo realizado durante varios meses, concretamente, desde mayo hasta noviembre del año pasado.

Entre las barreras que se han detectado están las administrativas, tanto para obtener el certificado de no exportación, que se exige para conseguir la tarjeta sanitaria, como para llevar a cabo el empadronamiento. También limitaciones lingüísticas y de comunicación, ya que la mayor parte de la población migrante del Campo Arañuelo es originaria de la zona rural de Oujda (Marruecos) con altos niveles de analfabetismo y dificultad de aprendizaje. 

Otra barrera reflejada es la de movilidad ya que la mayoría son personas que, generalmente, no disponen de vehículo, ni carnet de conducir para poder desplazarse a determinados lugares. Finalmente, en el estudio se detecta también las consecuencias del trabajo agrícola, que es generalmente al que se dedican estas personas y lo que supone para ellas a nivel físico y psicológico. Esto les ocasiona mayor probabilidad de lesiones de espalda, articulaciones y origina casos de estrés. A partir de todo este diagnóstico se trabaja en elaborar soluciones y aplicarlas.  

Entre las medidas que se indican que habría que abordar, además del estudio y mejora de la movilidad, es la flexibilización de los trámites administrativos, estudiar condiciones laborales, abordar un plan de viviendas y adaptar la enseñanza del idioma a sus necesidades. Además se creará la figura del mediador o mediadora sociocultural para poder acompañar, entender y facilitar el día a día de estas personas.