+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

3 la asociación sigue creciendo con la puesta en marcha de nuevos programas

Continúan las listas de espera en el centro de día de alzhéimer

Actualmente hay 28 usuarios que están siendo tratados por once profesionales. Alumnos del IES Santiago visitarán en varios talleres a estas personas

 

Uno de los talleres intergeneracionales anteriores desarrollados con alumnos del IES Santiago Apóstol. - R.C.

RODRIGO CABEZAS prov-badajoz@extremadura,elperiodico.com ALMENDRALEJO
03/02/2019

El centro de día de la asociación de familiares de enfermos de alzhéimer Tierra de Barros continúa ocupado prácticamente al cien por cien de su capacidad. Según ha podido saber este periódico, actualmente hay 28 usuarios que están siendo tratados de esta enfermedad en sus diferentes fases. Aunque en reiteradas ocasiones se ha comentado que la capacidad de este centro pudiera elevarse a las 30 personas, cabe recordar que en el alzhéimer, los enfermos son tratados por grupos en función de su deterioro cognitivo: fase leve, con un trabajo más amplio; fase leve-moderada; fase moderada; y fase grave. Hay actividades muy específicas para cada una de las fases y listas de espera en algunas de ellas.

Desde el centro indican que esas listas de espera continúan para grupos que están completos, como es la fase leve-moderada, aunque habría alguna plaza para una fase moderada, que ahora mismo estaría sin demanda.

Hasta once trabajadores se preocupan del cuidado de estas personas: una coordinadora del centro, psicóloga, fisioterapeuta, tres terapeutas ocupacionales, trabajadora social, auxiliares de clínica y el conductor de una furgoneta adaptada a personas con movilidad reducida para nueve plazas.

El centro de día para usuarios enfermos de alzhéimer está abierto entre las nueve de la mañana y las seis de la tarde. Los usuarios suelen ser llevados por sus familiares o pueden ser recogidos en sus propios domicilios por la furgoneta del centro.

Raquel García, trabajadora social, sigue insistiendo en cada vez hay más casos de alzhéimer precoz, es decir, casos detectados en personas de en torno a los 50 años. «Son casos más graves al estar prácticamente en el ecuador de sus vidas. Hay que aceptarlo y, sobre todo, poner remedio con actividades». Raquel insiste en que «es muy difícil aceptar que se tiene esta enfermedad y, de hecho, una de las primeras cosas que siempre nos encontramos es la negación por parte del usuario. Pero la realidad se termina imponiendo. Por eso, asimilarla es el primer paso para cuidarse y cuidarlos».

Nuevos programas / Desde el centro de alzhéimer Tierra de Barros siguen impulsando programas para mejorar la calidad de vida de los enfermos. Ahora se ha puesto en marcha uno para de estimulación cognitiva para el paciente que lo necesite. Son sesiones de 45 minutos, una o dos veces en semana, donde la terapeuta Esperanza Chamizo hace una valoración previa del paciente y analiza las áreas afectadas. En función del deterioro cognitivo, programa una serie de actividades encaminadas a mantener las capacidades que conserva y evitar que la enfermedad avance. Destacan actividades de cálculo, memoria a corto y largo plazo, razonamiento de juicio, entre otras.

De otro lado, este lunes comienza una nueva edición de los talleres de intercambio generacional donde alumnos del IES Santiago Apóstol visitan a los usuarios del centro para trabajar en actividades basadas en la psicomotricidad, la musicoterapia y los cuentacuentos. Habrá 4 sesiones por semana durante todo febrero.