+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Diego Sánchez, compositor y productor musical de Almendralejo: «Prefiero cantar para un público que aprecie lo que hago que en Eurovisión»

 

Diego Sánchez, compositor y productor musical de Almendralejo: «Prefiero cantar para un público que aprecie lo que hago que en Eurovisión» - EP

RODRIGO CABEZAS // ALMENDRALEJO
19/02/2017

La crítica musical le ha catalogado en varias ocasiones como un músico «extraño y desconcertante» y, en otras ocasiones, como «un genio multi-instrumental». Diego Sánchez Zamora (Pamplona, 1975) está afincado en Almendralejo desde los 13 años y se considera un almendralejense más. Este compositor, vocalista y productor musical lleva 25 años ligado a su pasión, enrolado en un sinfín de grupos, bandas y en los últimos años trabajando de manera individual. Su música huye de los estereotipos comerciales, de la industria fabricada únicamente para conquistar billetes. Diego es un verso libre e independiente, como sus melodías. Desde 2010 trabaja en el proyecto Homo Demen, un rock surrealista que ya ha visto varios discos en el exterior. Su último álbum, System Cubism, parecía nacer sin aparente fuerza, pero a medio plazo ha ido ganando terreno hasta el punto que, recientemente, ha recibido seis nominaciones a los Premios Nacionales de la Música Independiente (mejor artista, Homo Demen; canción del año, Give me gas; y mejor álbum, álbum de rock, producción musical y diseño gráfico por System Cubism), donde por primera vez en su trayectoria está el almendralejense Diego Sánchez.

--¿Sorprendido?

--Muchísimo. Y encima con tantas candidaturas. Si te digo la verdad, no me lo esperaba porque apenas tenía constancia incluso de que existían los premios. Luego he visto que hay nombres muy destacados como Robe, de Extromoduro, y otros muchos a nivel nacional.

--¿Qué cree que ha podido influir en esta selección?

--De todas las nominaciones me ha hecho mucha ilusión la de mejor álbum. Reconozco que hago una música que puede resultar rara. Hay incluidas canciones de hasta nueve minutos muy instrumentalizadas, con melodías que caminan por lugares muy insospechados. Yo no hago música convencional. Yo trato de ser original y de innovar. Puede ser música rara para el que no tenga una mente abierta.

--¿Qué es para usted la música independiente?

--Pues lo que no es convencional ni comercial, es decir, yo soy lo contrario a Shakira o Ricky Martin, por ejemplo. Músicalmente, lo comercial toma unas notas concretas que sirven de base para todas las canciones. Se ponen de moda y los cantantes las explotan. Lo contrario es tomar otras notas y combinarlas. Dentro de lo raro que pueda sonar, si el vocalista consigue que conecten las notas y la melodía suene bien, logra música independiente.

--¿Es difícil apreciar este tipo de música?

--Pues cada vez menos. En los últimos tiempos está surgiendo lo que llamamos el indie, que lleva unos años de moda. Hace no mucho era música totalmente independiente. Digamos que la música independiente está siendo cada vez más comercial. Te pongo un ejemplo: cuando yo era pequeño, Extremoduro era lo más marginal que te podías imaginar y ahora es justo de lo que más vende en España. Eso en los 90 era algo casi impensable.

--¿Su reto ha sido vivir de la música o disfrutarla?

--Disfrutarla, sin duda. Afortunadamente mi trabajo me da la oportunidad de tener las tardes libres e invertir tiempo en la música. Es un modo de vida. Componer es algo mágico para mí.

--¿Y podría vivir de su música?

--Ahora me da para perder dinero, es decir, el dinero que gano en mi trabajo me lo gasto en la música. Pero ojo, disfruto al máximo.

--¿Cree que estos premios pueden abrirle puertas más arriba?

--Realmente no lo sé, pero creo que, en cualquier caso, solo servirá para que reconozcan más mi trabajo y para poder entrar en algún festival.

--¿Cómo es el disco que aspira a ser premiado?

--Un disco donde yo pongo el arroz y mis colaboradores los ingredientes. Es la metáfora perfecta. Yo he realizado la base de las canciones y tengo colaboradores como Jorge Pardo, Jero Ramiro, Luis Romero, entre otros, que son músicos de gran prestigio. Es una música complicada que nunca estará a nivel top comercial.

--¿Y eso no le preocupa?

--Me preocupa más que valoren mi trabajo. Prefiero cantar delante de una minoría que sepa valorar mi música que en Eurovisión. Un ejemplo es Vetusta Morla. Ha dejado de ser de una minoría porque la gente aprecia la música que hace.

--¿Cuál es su próximo reto?

--Vamos a sacar un disco con una banda indie más comercial llamada Delfín. Lo presentaremos en este 2017, junto con un videoclip.