+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA HISTORIA DE SOLIDARIDAD DE UNA PAREJA DE INGLESES QUE AYUDA A LA ASOCIACIÓN LOCAL DE PÁRKINSON

Dos corazones desde Inglaterra

Nicky Church y Steve Parry, naturales de la ciudad de Bournemouth, han realizado en su país una campaña con multitud de actividades para dar visibilidad a la enfermedad del párkinson y ayudar al colectivo de Almendralejo recaudando fondos

 

Actividades 8 Un campeonato de billar a favor de Afenpal. - EP

Originales 8 Crearon un lavadero de coches improvisado en casa. - EP

RODRIGO CABEZAS
17/02/2019

La historia de Nicky Church y Steve Parry, una pareja de ingleses desconocidos para Almendralejo que viven a 2.400 kilómetros de distancia, es de esas que llegan al centro del corazón. Naturales de la localidad inglesa de Bournemouth, al sur del país y a los pies del Canal de La Mancha, decidieron hacer una campaña de actividades para recaudar fondos para la asociación de familiares y usuarios de enfermos de párkinson en Almendralejo (Afenpal). Nada es por casualidad. Nicky y Steve son propietarios de una casa para estudiantes en su localidad y allá por 2011, María Zamora, una joven almendralejense a la que le ha tocado vivir de cerca la enfermedad, se hospedó allí. En principio lo iba a hacer durante tres meses con una beca, pero encontró trabajo y se quedó más de un año. Allí nació una relación de amistad inquebrantable que tocó la sensibilidad de esta pareja inglesa.

Cuando Nicky y Steve realizaron una ruta por Europa en 2017, Almendralejo fue una de sus paradas. Pudieron conocer a los padres de María y, más de cerca, el trabajo que se realiza en Afenpal. En ese momento también se dieron cuenta de las necesidades y pocos recursos que tiene un colectivo así para atender a sus pacientes. Y, lo más importante, para que la calidad de vida de tantas personas pueda ser un poco mejor.

De vuelta a Inglaterra, no se lo pensaron. Decidieron que tenían que apoyar a Afenpal, de una u otra manera. Y ahí nació la campaña de recogida de fondos. En unos meses han recaudado más de 3.500 libras. Esperan llegar a las 5.000.

Para este gesto solidario han involucrado a cientos de vecinos de Bournemouth que ya conocen sobradamente qué es Afenpal y la necesidad de ayudar a la gente enferma de párkinson. La primera de las actividades fue la recaudación de monedas por parte de todos los estudiantes que iban pasando por su casa, a través de unas huchas de Afenpal. Seguidamente, organizaron una fiesta en casa con venta de objetos, tómbola, rifas y recogida de ropa para vender. El pasado 18 de noviembre, llevaron a cabo en plena calle un mercadillo de ropa de segunda mano, cuyos fondos íntegramente irán a parar a la asociación. También en días de Navidad instalaron un comercio con objetos y motivos navideños que se tradujeran en más fondos.

Una de las actividades más llamativas ha sido la de crear un improvisado lavadero de coches en su propia casa durante los días 15 y 16 de diciembre. Los vecinos de Bournemouth llevaron sus coches a lavar con la ayuda de voluntarios y todo ese dinero también fue para Afenpal.

Una de las últimas actuaciones ha sido la organización de un campeonato de billar donde también han involucrado a parte de la sociedad de su ciudad.

Ruta en bici

Pero la actividad más sorprendente es la que comenzó este fin de semana. Nicky y Steve, grandes aventureros, han decidido hacer un tour en bicicleta para recorrer los 2.400 kilómetros que separan por carretera Bournemouth de Almendralejo. El pasado sábado partieron de su ciudad natal para llegar en mes y medio aproximadamente a tierras extremeñas. Desde Inglaterra hasta Extremadura, la pareja tiene pensado ir parando en ciudades como Irún, Pamplona, Estella, Logroño, Burgos, Palencia, Valladolid, Salamanca, Cáceres, Plasencia o Mérida, entre otras, con las que han contactado con diversos colectivos y ayuntamientos para trasladar esta campaña de concienciación a todos sus vecinos.

María Zamora asegura que vive asombrada por todo lo que están haciendo por la asociación de enfermos de párkinson de Almendralejo y, especialmente, por la visibilidad que van a dar de esta enfermedad. «Ellos están encantados. Son personas increíbles. Cuando vinieron a casa en 2017, tened en cuenta que a mis padres ni los conocían. Ellos no hablan español y mis padres tampoco saben hablar inglés, pero no se despegaron en tres días que estuvieron. Y la despedida fue a lágrima viva. Bastaba con el idioma universal de los gestos para transmitir tantas emociones».

Nicky y Steve han creado una web donde publican los eventos que están llevando a cabo para ayudar a Afenpal y donde esperan publicar toda la aventura de esta gran ruta en bicicleta hasta Almendralejo. También han abierto una página en Facebook ‘Ride for Afenpal’, donde se ven todas las imágenes. Dos desconocidos que nos dan una lección de vida y nos enseñan, una vez más, que la solidaridad no conoce fronteras.