+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

3 iniciativa de la asociación progreso inmigrante de almendralejo

Impulsan el primer comedor social en la calle Velázquez

Servicios Sociales derivará a los posibles usuarios que quieran beneficiarse. Operará de lunes a viernes, entre las diez y las tres, en principio para 25 comensales

 

Comedor social situado en la calle Velázquez, 92. - R.C.

RODRIGO CABEZAS
09/03/2018

Almendralejo dispone desde ayer de su primer comedor social para personas que necesiten satisfacer sus necesidades básicas de alimentación en el número 92 de la calle Velázquez (barrio de las Mercedes). Esta idea ha sido impulsada y materializada por la Asociación Progreso Inmigrante, colectivo vinculado a la Iglesia Evangélica que está en Almendralejo desde 2009, y que colabora con las personas más necesitadas entregando cada martes, en Servicios Sociales, una gran bolsa de alimentos, pero según explicó su presidente, Antonio Salazar, querían dar un paso más.

La iniciativa surgió de José Salazar, quien ya disponía de un comedor social en Badajoz que tuvo que cerrar. Brotó la opción de trasladarlo hasta Almendralejo y así se ha hecho. Antonio Salazar señaló que «nuestra asociación es muy consciente de la problemática que tiene Almendralejo en diversas temporadas con el colectivo de inmigrantes y hemos trabajado para paliar este tema».

El comedor social funcionará de lunes a viernes, en horario de diez de la mañana a tres de la tarde. Por las mañanas habrá cuatro personas para preparar la comida, cocinarla y servirla. En principio, el objetivo es atender a un máximo de 25 comensales diarios, pero el gran reto de Progreso Inmigrante es llegar a los 50.

Por las tardes, otro grupo de personas se encargarán de la limpieza de la sala para que esté lista de cara al día siguiente. Salazar indicó que hay cerca de 50 voluntarios que van a trabajar en este proyecto solidario.

El comedor social cuenta con la colaboración del ayuntamiento, ya que los Servicios Sociales de base derivará a los posibles usuarios interesados, aunque desde la asociación también se invitará a personas que no sean atendidos en Servicios Sociales «y que sabemos que lo necesitan». Los alimentos que se usarán para cocinar proceden del Banco de Alimentos, Cruz Roja y empresas de la localidad como Cofrial y Alsime, que aporta mesas y sillas, pero también están en contacto con algunos supermercados.

Además, los martes seguirán entregando bolsas de comida.