+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SEGUNDA EDICIÓN DE LA LANZADERA DE EMPLEO DE ALMENDRALEJO

Impulso hacia el mundo laboral

Más del 50% de los participantes de este programa de inserción laboral encuentran trabajo apenas dos meses después de la puesta en marcha de la iniciativa H Los ocho alumnos que restan organizaron una sesión de ‘networking’ con empresarios locales

 

Grupo 8 Integrantes de la Lanzadera de Empleo de Almendralejo. - EP

RODRIGO CABEZAS
21/01/2018

No es fácil encontrar trabajo hoy en día. Es un tópico repetido asiduamente entre jóvenes, especialmente entre aquellos que incluso han empleado mucho tiempo en formarse y ven como las puertas de muchos negocios no terminan de abrirse para ellos. No pueden decir lo mismo en la Lanzadera de Empleo de Almendralejo. El programa, que contempla cinco meses de intensa búsqueda de trabajo para desempleados, acumula ya más de un 50 por ciento de inserciones laborales de sus participantes cuando lleva solo dos meses. «La verdad es que estamos muy sorprendidos. Nos estamos quedando sin gente del éxito que estamos teniendo en la búsqueda de trabajos», dice Rosa Ana Garrido, coordinadora del programa que afronta su segunda experiencia.

La idea de este programa es reunir a personas de diferentes edades y sectores para hacerlos trabajar en equipo. «Todos buscan empleo para todos. Son solidarios. Se les incentiva tanto en la búsqueda de un trabajo como en emprendimiento. Y funciona», dice Garrido.

Comenzaron 21 personas y ya solo quedan 9. Doce han encontrado trabajo, muchos de ellos en los sectores que demandaban como Almudena González, que ha encontrado su lugar en una farmacia de Alcuéscar.

Los nueve restantes quisieron organizar un desayuno con empresarios de la localidad en el Centro de Innovación. Allí dieron a conocer las particularidades del proyecto y, uno por uno, fueron presentando sus aptitudes, habilidades y formación. «Queremos trabajar» era la frase más repetida. Algunos indicaban que no les importaba abrirse a sectores que no fueran su especialidad e, incluso, otros tiraban el guante de trabajar gratis con el compromiso de tener «una oportunidad seria después». Son las fórmulas de la Lanzadera, una ‘catapulta’ para el empleo.