+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL SALÓN DEL VINO Y LA ACEITUNA, IBEROVINAC, SE CELEBRÓ DURANTE TRES DÍAS EN ALMENDRALEJO

Una lanzadera hacia otros mundos

Una treintena de importadores conocieron de primera mano los vinos y cavas que se producen en Extremadura para estudiar si venderlos en sus países de origen H La feria ha tenido que celebrarse en noviembre, pero la prioridad es que vuelva a mayo

 

Zona de importadores 8 Las misiones comerciales internacionales se llevaron a cabo durante los tres días de feria en el Pabellón C. - R.C.

Portugal 8 Un bodeguero sirve una copa de vino portugués. -

RODRIGO CABEZAS epalmendralejo@gmail.com ALMENDRALEJO
19/11/2018

La décimo octava edición de Iberovinac ha estado marcada, fundamentalmente, por la repetición de una fecha que está sentenciada. El alcalde José García Lobato ya había anunciado previamente que el objetivo del sector (tras múltiples reuniones) es que el Salón vuelva a celebrarse en mayo, los años pares y de carácter bienal, para no hacerla coincidir con Fenavín, una feria del mismo sector muy potente en Ciudad Real. Sin embargo, la falta de tiempo de Avante para organizar los encuentros con los importadores internacionales obligó a convocarla otra vez en noviembre.

Ha sido algo obligatorio y fundamental, pues el verdadero motivo de este Salón del Vino y la Aceituna para sus participantes es poder enseñarle a otras partes del mundo los productos que se hacen en Extremadura. La meta no es otra que la exportación, especialmente en unos tiempos en los que hay mercados que se desviven por este tipo de productos procedentes de España. Especialmente el asiático, donde cada vez está teniendo más tirón el vino extremeño y, en los últimos años, el cava. De hecho, el espumoso ha tenido una presencia muy destacada en Iberovinac. También han venido muchos importadores de la zona de Mercosur.

Los datos económicos de lo que puede generar esta feria solo se conocerán a medio-largo plazo, aunque hay un beneficio que no se traduce en monedas: los contactos. Numerosos comerciales aprovechan esta feria para dar a conocer sus novedades y generar así sinergias con otras empresas.

Medio centenar de expositores participaron la semana pasada en Iberovinac. La mayoría han sido empresas extremeñas adheridas a la Denominación de Origen Ribera del Guadiana, pero también han repetido muchas bodegas venidas desde Portugal, gracias a la relación de Almendralejo con diversas localidades lusas como son Setúbal o Beja. Tampoco faltaron los amigos de Galicia y las bodegas de la Denominación de Origen Valdeorras.

En la clausura, además del cambio de fechas, el alcalde también habló de la idea de empezar a renovar los formatos tradicionales de las ferias, especialmente con la llegada de las nuevas tecnologías que están abriendo otros horizontes.