+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

«Lo digital ha llegado para quedarse y no podemos mirar para otro lado»

 

«Lo digital ha llegado para quedarse y no podemos mirar para otro lado» - R.C.

RODRIGO CABEZAS
06/10/2019

Marisa de Vega Portillo (Almendralejo, 1967) es Licenciada en Derecho, aunque todo el mundo la conoce por ser una de las responsables de Muebles El Zamorano, una empresa con más de medio siglo de historia en la ciudad. Tras acabar la carrera, estuvo un año en Irlanda para preparar su nivel de inglés y lanzarse al mundo laboral por su rama de estudio, pero el comercio se cruzó en su camino. El negocio familiar le atrapó y, desde entonces, lleva más de 25 años de cara al público en su ciudad. Es una mujer atrevida, valiente y con muchas ganas de trabajar que ha decidido dar un paso al frente para presidir por primera vez la Asociación de Comerciantes del Centro (Asemce), con el firme propósito de relanzar a este colectivo.

--¿Cómo ha llegado a ser presidenta de Asemce?

--Pues me propusieron dar un paso al frente y entendí que había que hacerlo. Sé que no es para un bien particular, sino general de todos, por lo que creo que aunque yo sea la presidenta, todos tenemos que aportar. Y somos más de 80 asociados.

--¿Qué perspectivas tiene?

--Es fundamental que tengamos mucha más unidad entre los asociados y que todos apoyemos al cien por cien las iniciativas que se lancen. Hemos de proteger el comercio tradicional, pero sabiendo adaptarnos a las nuevas tecnologías y la digitalización del comercio. Hay que saber innovar. Lo digital ha llegado para quedarse y no podemos mirar hacia otro lado.

--¿Ha faltado unidad en Asemce en las últimas fechas?

--Ha faltado que todos arrimáramos el hombre y, posiblemente, eso haya sido por falta de motivación. Es muy importante que ahora todos se sientan parte del colectivo y aporten ideas.

--Ha hablado de adaptarse a las nuevas tecnologías ¿Qué propone para hacerlo bien?

--Por supuesto. Es vital saber utilizarlas bien y rodearse de profesionales para ello. Eso no quita que olvidemos las potencialidades que tiene el comercio de siempre como puede ser el asesoramiento personal, el trato directo o la confianza de poder hablar con el que te está vendiendo algo. Las tiendas tienen que innovar y aportar mucha más creatividad para enganchar a los clientes de hoy día.

--¿Por qué hay tanto miedo a comprar o utilizar internet?

--Porque la gente no se ha formado. Lo mejor es rodearse de gente que controle bien las redes y aprovechar lo bueno que tienen. Esto no es internet para jóvenes y comercio tradicional para mayores. Internet es para todos.

--¿Qué tal ha ido la iniciativa de la ‘Noche en blanco’?

--Sí hablamos de ambiente, fenomenal. Había mucha gente en la calle, pero poca en las tiendas. Comercialmente, no ha estado todo lo fuerte que quisiéramos.

--¿Qué ha pasado?

--Puede influir las fechas comerciales. Septiembre es como la cuesta de enero con la vuelta al colegio. Hay prioridades determinadas para las familias en estos meses. Ahora habrá que buscar más promociones para enganchar a clientes con novedades. Pero se está trabajando eso.

--¿Están planificadas las próximas acciones comerciales?

--Sí. En ese sentido, el ayuntamiento está trabajando con mucha previsión y eso es bueno. Tenemos la Shopping, el Black Friday y la campaña de Navidad.

--¿Qué le falta a la zona centro para ser un foco comercial destacado?

--Fundamentalmente que el sector de ocio y de restauración acompañen más al comercio. Faltan más cafeterías, bares o locales de tapas en el centro. Incluso alguna ludoteca para niños. Hace falta crear más ambiente alrededor y que la hostelería invirtiera en esta zona. Crear un ambiente similar al que ya existe, por ejemplo, en la avenida de la Paz. Mira, desde que pusieron la cafetería en el parque de Espronceda hay más ambiente en ese lugar. Es un ejemplo claro.

--En ese sentido, ¿les parece una buena noticia que el edificio del mercado vaya a recuperar su uso comercial?

--Es una gran noticia, claro está. Tradicionalmente, ir a la plaza era ir a comprar. Y no solo era comprar allí, ya que mucha gente aprovechaba ir a la plaza para luego tirar por calle Real, Francisco Pizarro o avenida de la Paz. Eso había que recuperarlo.

--¿Cómo se convence a la gente para que compre más en Almendralejo?

--Pues sencillo. No hay nada en otros centros comerciales que no pueda encontrarse aquí. Solo hay que salir y comprobarlo.