+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CONTINÚA LA POLÉMICA TRAS LA DECISIÓN DEL SUPREMO DE ANULAR LA SUBIDA DEL AGUA

El PP de Almendralejo insiste en que resulta necesario revisar las tasas del agua

 

Luis Alfonso Merino y José García Lobato en la sede del PP. - EL PERIÓDICO

Rodrigo Morán
27/06/2020

La sentencia del Tribunal Supremo que anula la subida de las tasas del agua aprobada por el ayuntamiento en 2016 ha desatado un cruce de declaraciones entre los grupos PSOE y PP locales.

José García Lobato, portavoz de los populares, ha querido dejar claro que las sentencias del Supremo y el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura «no dicen en ningún momento que no haya que subir el precio de las tasas del agua, sino que el método y la justificación empleada, a su juicio, no es correcta».

En este sentido, Lobato considera que la revisión de las tasas del agua es necesaria «para reestablecer el equilibrio económico-financiero del servicio» que presta Socamex y ha recordado que fue el grupo PSOE el que realizó la privatización del servicio e incluyó en los pliegos del contrato la posibilidad de realizar una revisión de tarifas, revisión que pidió Socamex y a la que tuvo que acceder el ayuntamiento cuando era gobernado por los populares. Además, Lobato ha querido dejar claro que la propuesta de revisión de las tarifas se hizo acorde a la propuesta recibida por los servicios técnicos del ayuntamiento «y la señora Piedad Álvarez ha querido hacer ver, de manera malintencionada, que era el PP el que quería subir la tasa del agua».

Hace alusión Lobato a la comparecencia de Piedad Álvarez, que fue portavoz del grupo PSOE cuando se llevó a cabo la aprobación inicial de las nuevas tasas del agua y que recientemente ha cifrado en más de dos millones de euros el importe cobrado a los vecinos de Almendralejo en los recibos desde el año 2017 por una subida que, automáticamente, queda anulada. Según Álvarez, a ese dinero hay que añadir las costas judiciales que tendrá que abonar ahora el ayuntamiento. Álvarez ha cargado contra la gestión del gobierno popular dirigido entonces por Lobato y pidió a los concejales del PP que aprobaron esta subida en 2016 «que pidan perdón a los ciudadanos por su soberbia, prepotencia y por haber mirado más por el interés de una empresa que por el interés general de los vecinos.