+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL CONSISTORIO COMPRÓ 60.000 UNIDADES

Repartirán dos mascarillas por persona en Almendralejo a través de las farmacias

 

el alcalde de la Almendralejo, José María Ramírez, con mascarilla. - EL PERIÓDICO

Rodrigo Morán
25/09/2020

Cada vecino de Almendralejo tendrá derecho a obtener dos mascarillas quirúrgicas que podrá recoger en las farmacias locales. Así lo ha anunciado el alcalde de la ciudad, José María Ramírez, quien ha indicado que ese reparto se hará en los próximos días, una vez lleguen las 60.000 mascarillas que compró el ayuntamiento con cargos al plan Almendralejo También Suma para prevenir contagios por coronavirus. A ese paquete habrá que sumarle las 8.500 mascarillas que ya llegaron procedentes del Gobierno central y la Federación Española de Municipios y Provincias.

Ramírez ha indicado que «no ha sido fácil manejar la licitación» de la compra porque han sido 65 empresas las que se han presentado al contrato, que finalmente fue firmado el pasado miércoles. Esperan disponer del material entre el lunes y el martes de la próxima semana.
Para pedir las mascarillas, cada ciudadano tendrá que ir a la farmacia con su tarjeta sanitaria, que ya tendrá cargada la retirada gratuita de esas dos mascarillas.

Además, a cada estudiante de Infantil, Primaria y Secundaria de los centros educativos de Almendralejo se le entregará un paquete de 10 mascarillas en los centros donde estudien. Ese reparto procede de la futura compra de 50.000 mascarillas más que serán adquiridas con el dinero ahorrado del patrocinio del Rallye de la Vendimia, que finalmente fue cancelado por la pandemia. Se beneficiarán unos 4.800 estudiantes y se entregarán mascarillas de distintos tamaños.

Restricciones

Como consecuencia del aumento progresivo de casos positivos en la localidad, Ramírez ha anunciado medidas para frenar la ola de contagios de las últimas semanas. Señala que los principales focos de contagio están siendo las reuniones familiares y el ocio no controlado, por lo que ruega que no se superen las 10 personas en estos encuentros. «Lo pido, lo ruego y, si hace falta, me pongo de rodillas para pedirlo», enfatizó Ramírez.

También anuncia un aumento de la vigilancia policial en la calle para evitar que se hagan botellones en lugares escondidos, como ha venido ocurriendo en las últimas semanas. Pide que no se hagan celebraciones en lugares que no cuentan con autorizaciones sanitarias y recomienda a los establecimientos de hostelería que no sirvan en las barras: «es una recomendación, ya que no podemos obligarlo».