+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LOS CONSEJOS DE LUIS CAPELLA Y RAÚL ALMAGRO, MIEMBROS DE BNI DESAFÍO ALMENDRALEJO

Tiempos de formación y revolución

Raúl Almagro considera esencial adaptarse a las nuevas formas de trabajo en los negocios y destaca que la formación hay que verla como una inversión H Luis Capella ofrece a las empresas, a través de Solitium, un servicio tecnológico integral

 

Empresarios BNI 8 Luis Capella, a la izquierda, y Raúl Almagro, a la derecha. - EP

Rodrigo Morán
22/05/2020

Son tiempos de formación y revolución. Prácticamente, en todos los sectores. Y para ello están preparados en el grupo BNI Desafío Almendralejo, donde trabajan desde hace semanas para adaptarse a las nuevas circunstancias laborales. Ver la formación como una inversión y no descuidar nunca el apartado tecnológico de una empresa pueden ser dos claves a tener muy en cuenta para el presente y futuro de un empresario.

Raúl Almagro, empresario almendralejense de 39 años, es responsable de Centro Almagro, servicios de consultoría y formación. Su reflexión inicial es gráfica: «La repercusión del covid-19 en las empresas hace dos meses era muy distinta a la que nos toca vivir ahora. Nos encontramos en un momento de cambio en el que lo presencial se cambia por lo telemático y muchos no están adaptados. Hay herramientas para combatir estos cambios y una muy poderosa es la formación», dice.

Pero este problema tiene un dimensión conceptual: «Hay muchos empresarios que no ven la formación como una solución o una inversión, sino como un gasto», señala Raúl, quien presenta el Centro Almagro como el ideal para hacerles cambiar de opinión.

Por un lado, al ser una entidad homologada por Fundae.es, ofrece la posibilidad de optar a bonificaciones y una formación sin costes para la empresa, y, por otro, flexibiliza los plazos para compatibilizar esa formación con las horas de trabajo y, algo fundamental, la experiencia de casi 15 años en el sector.

«Hicimos el curso de Negocia con tu banco de tú a tú y he puesto en pie toda mi empresa a nivel financiero», señala Juan Carlos Murillo, empresario de la construcción, que se dejó asesorar por Raúl.

Cursos para adaptar las medidas a aplicar por el covid-19 a la gestión financiera o para la transformación digital son ahora más necesarios que nunca. «Y ofrecemos sesiones de mentoring personalizadas para adaptar bien esa formación a las peculiaridades de cada empresa», añade Raúl Almagro, cuyo centro está en calle Pilar de Almendralejo.

Tecnología integral

Casi igual de fundamental resulta ahora cuidar el apartado tecnológico de una empresa. En ello se centra el Grupo Solitium, al que pertenece Luis Alberto Capella, asesor tecnológico con más de 22 años de experiencia.

Su grupo ofrece soluciones de informática, ofimática, gestión documental, impresión en grandes formatos, copiadoras, impresión 3D, servidores, portátiles y una gran especialidad, la seguridad informática. «Una ventaja competitiva es nuestras soluciones de continuidad en los negocios con duplicadores de servidores y copias de seguridad que evitan que las empresas se paralicen ante cualquier imprevisto», dice Luis. «Hoy, un parón temporal puede traducirse en pérdidas cuantiosas para las empresas. Lo acabamos de ver», añade.

Solitium cifra en un 80% el porcentaje de avisos solucionados de manera satisfactoria por control remoto, «con rapidez y seguridad. Eso es oro para el cliente», resalta Capella. Empresas de la talla de Ricoh, Canon, Microsoft, HP, Sharp o Fujitsu son clientes de esta firma nacional con más de 700 empleados y cinco oficinas en Extremadura.

Su ventaja competitiva es la capacidad que tiene para responder al cliente que exige soluciones integrales para sus empresas, cubriendo todas las parcelas tecnológicas que necesita para funcionar. Toda una garantía que no hay que dejar a un lado en estos tiempos.