+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

3 ha abierto el centro en la zona del polígono industrial

Víctor Amaya enseña ‘baile social’ y deportivo en su propia escuela

Ganador de varios premios y con título profesional, quiere que sea un referente. Asegura que con «trabajo y dedicación» se puede llegar a vivir de esta profesión

 

Víctor Amaya imparte una clase de baile a un grupo de niños en su escuela. - R.C.

RODRIGO CABEZAS prov-badajoz@extremadura.elperiodico.com ALMENDRALEJO
08/02/2019

Víctor Amaya es uno de esos jóvenes que ha tenido muy claro desde pequeño lo que quería ser en la vida. Y quería ser empresario y dedicarse, profesionalmente, a su gran pasión: El baile. Por eso, nada más cumplir los 18 años, ha tomado una de las decisiones más importantes de su vida como es crear su propia escuela de baile, la primera que ha nacido en Almendralejo con un profesor titulado en baile deportivo por la Federación Española.

La escuela de baile Víctor Amaya abrió sus puertas hace un mes en un local de unos 280 metros cuadrados, aproximadamente, que está situado en la esquina entre las calles Vapor y Automoción (justo enfrente del Centro de Innovación Empresarial), en el polígono industrial. Este joven almendralejense tenía claro que su ciudad necesitaba tener una escuela que fuese un referente para todo tipo de bailes y, sobre todo, especializada en el baile deportivo, una disciplina que está creciendo a pasos agigantados y que está reconocida por el Consejo Superior de Deportes y el Comité Olímpico Internacional.

Por su trayectoria profesional, la escuela centra su atención en las parejas de baile deportivo que buscan formarse con un profesional contrastado y de reconocido prestigio. Víctor Amaya consiguió ser el primer extremeño en competir en el Nivel A Internacional, la máxima categoría del baile deportivo. Además, en bailes de salón, ha llegado a ser campeón del mundo, de Europa, dos veces de España y cinco veces campeón de Extremadura. Un palmarés que pone ahora al servicio de todos aquellos que quieran aprender a bailar con él.

«Siempre he tenido claro que quería dedicarme a mi pasión y me he lanzado a esta aventura. Hay mucha gente que confía en mí para el apartado profesional y también muchos me conocen de los bailes de salón», señala Víctor. Solo hay dos escuelas de baile en la región con profesionales titulados en baile deportivo: la de Víctor Amaya y la de otro almendralejense, Fran Montero, que está en Mérida.

‘Baile social’ / Sin embargo, Víctor Amaya es sabedor que no todo el mundo puede dedicarse al baile más técnico y profesional. «Muchos, simplemente quieren aprender a bailar porque no saben hacerlo en cualquier discoteca o boda. Quieren aprende lo que llamamos el baile social» y él les enseñará, al igual que a los niños, para los que ha creado un grupo, con clases varios días a la semana.

Dice no tener miedo de emprender con su centro. «Si trabajas y eres bueno en lo que haces, se puede vivir del baile. Siempre con trabajo y dedicación», subraya Amaya, que no solo forma en su escuela, sino que también tiene convenios con otros centros y asociaciones repartidas por varios puntos de España a dónde va, simplemente, a dar clases. Suele ir a Lanzarote asiduamente. «Igual me voy un jueves y regreso un lunes, pero durante cuatro días no paro de dar clases a parejas y escuelas».

Ahora, este joven pone a disposición de sus vecinos un nuevo espacio para aprender a bailar. Al mismo tiempo, busca pareja para seguir cosechando éxitos a nivel individual.