+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

rodaje de "Los abrazos perdidos"

Almodóvar halla en Lanzarote a una sublime Penélope Cruz

 

Almodóvar junto con Blanca Portillo y Penélope Cruz. -

Concha BarrigósConcha Barrigós 04/07/2008

Pedro Almodóvar ha vuelto a Madrid después de un mes rodando en Lanzarote "Los abrazos perdidos". En el tiempo que ha pasado en Canarias ha descubierto que Penélope Cruz está "sublime" en sus escenas y su gran parecido con Claudia Cardinale y que el fantasma del arquitecto César Manrique le ha "visitado". El director acaba de colgar en su blog sus impresiones sobre las últimas semanas rodando en Lanzarote y las primeras de su trabajo en los Estudios Barajas de Madrid, donde "literalmente" se están asando por el calor que hace en la capital y el que desprenden los mil kilowatios de los focos.

"La experiencia en la isla de los conejos ha sido estupenda", dice el director manchego, que alaba el respeto y la amabilidad de los isleños, y las facilidades que le ha dado el Cabildo de Lanzarote, "lo contrario -subraya- de la falta de interés por parte del Gobierno canario del PP". Asegura que Lanzarote "permanecerá para siempre" en su corazón y que ya puede adelantar que Penélope "está sublime" en sus secuencias; Blanca Portillo, "rotunda, perfecta", y Lluis Homar "impresiona mucho" en la piel del amante que pierde la vista en un accidente en una rotonda de la isla que alberga una escultura de Manrique. Es justo en esa rotonda donde el arquitecto canario se mató hace 16 años, pero Almodóvar se enteró de eso después de hacer las localizaciones y porque lo publicó la prensa local.

"No sé por qué, encontré la casualidad natural", explica sobre la coincidencia Almodóvar, a quien hubiera gustado que Manrique, que fue su anfitrión cuando visitó por primera vez Lanzarote, en 1986, supiera que la isla "ya está inmortalizada" en el negativo de su película. Pero el de Manrique no ha sido el único fantasma que le ha "visitado" en este rodaje, porque en Madrid se "encuentra" por los pasillos continuamente con la "dulce compañía" de Antonio Banderas, Victoria Abril o Carmen Maura, porque fue allí donde rodó parte de "Mujeres al borde de un ataque de nervios" y de "Átame".

"El aire del estudio está lleno de buenos y malos recuerdos, pero el paso del tiempo los ha uniformado a todos, los desagradables ya no lo son, y los maravillosos lo son mucho más", reconoce. Por es que además, "por esas casualidades imprevistas, que multiplican la presencia de fantasmas en los Estudios Barajas", están rodando para "Los abrazos rotos" una comedia "claramente inspirada" en "Mujeres al borde de un ataque de nervios".

Después de señalar que acaba de ver una película interpretada por Marcello Mastroiani y Claudia Cardinale, asegura que cada vez que ve a la actriz italiana piensa en Penélope Cruz, en lo que él sueña "que debería ser" su carrera, aunque en su película su imagen esté "más inspirada" en la "dureza" de Gene Tierney, la "ingenuidad" de Audrey Hepburn y la "mirada desolada" de Marilyn Monroe. A quien más se parece Penélope, sin saberlo, afirma Almodóvar, es a la Cardinale de final de los 50, y los 60, la de "El Gatopardo", "Rocco y sus hermanos" o "Rufufú". "Haría -confiesa- un remake de todas esas películas con Penélope en lugar de Cardinale, si tuviera el tiempo y el talento de todos sus directores".