+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El objetivo es una "cooperación en igualdad de condiciones" entre los dos continentes

Arranca la cumbre UE-África

 

El presidente de Zimbabue conversa con su homólogo de Mozambique. - Foto: EFE/INACIO ROSA

EFEEFE 08/12/2007

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, consideró hoy un éxito la continuidad de las cumbres UE-África y el esfuerzo realizado desde la primera reunión, hace siete años en El Cairo, hasta la celebración ahora de la segunda reunión, en Lisboa. En un discurso pronunciado en la apertura de la Cumbre que hoy y mañana domingo se desarrolla en Portugal, Mubarak destacó los muchos cambios que se han producido en el mundo y en África y Europa, y la necesidad de adaptar las relaciones entre los dos bloques y afrontar los retos actuales.

El anfitrión de la primera cumbre euroafricana abogó por una "cooperación en igualdad de condiciones" entre los dos continentes y "un esfuerzo de seguimiento" de los acuerdos que se van a rubricar en Lisboa. Mubarak resaltó la "estrategia" de cooperación euroafricana y el plan de acción para ejecutarla que se van a lanzar en la cumbre de Portugal, la cual consideró "una meta muy promisoria" en los trabajos preparatorios realizados durante varios años para profundizar las relaciones entre las dos regiones.

La Cumbre de Lisboa, en la que participan delegaciones de 80 países, "representa un nuevo paso y un nuevo impulso en esas relaciones" para el presidente egipcio, quien pronóstico: "avanzaremos juntos de la mano hacia el futuro". Entre los temas de la agenda que se debaten en la conferencia, Mubarak resaltó los de desarrollo, derechos humanos, relaciones económicas, cambio climático -que calificó de "tarea mundial"- y paz.

En este último asunto consideró una prioridad la consolidación de la paz y la seguridad y recordó que pese a la persistencia de varios conflictos en el continente, "la acción del propio cuadro institucional africano" hace posible avanzar en unos procesos en los que "África se ayuda a sí misma". En relación a los derechos civiles y políticos el presidente egipcio subrayó su importancia pero anotó que deberían tener como contrapartida la mejora de los derechos sociales, culturales y un mayor acceso al desarrollo.

En África se encuentran muchos de los pueblos menos desarrollados del mundo, agregó, que además padecen graves problemas de refugiados y tragedias humanas como la emigración, para la que defendió acuerdos que fomenten los flujos legales y reduzcan los clandestinos. La cooperación entre Europa y África que se va relanzar en esta cumbre ayudará, según Mubarak, en esos objetivos y atraerá inversiones, estimulará el comercio la creación de empleo y el desarrollo de la potencialidades del continente.