+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PLAZAS DEL ORGANISMO AUTONOMO Y DE LOS TALLERES PRODUCTIVOS

135 reclusos realizan un trabajo remunerado dentro de la prisión

 

G. LEITON
10/11/2011

En el centro penitenciario trabajan actualmente 135 reclusos en distintas tareas en la cocina, en la limpieza, en mantenimiento o en la biblioteca, así como en los talleres productivos que funcionan a través de convenios con empresas externas. En estos momentos colaboran con la prisión de Badajoz dos empresas, una de ellas dedicada a la reparación de cafeteras para la hostelería.

La relación laboral de los internos está regulada por un real decreto del 2001 (el 728/2001 de 6 de julio) que pretende dar cumplimiento a la Constitución Española, que en su artículo 25.2 recoge el derecho de los condenados a penas de prisión a un trabajo remunerado y a los beneficios de la Seguridad Social.

De esta forma, el Organismo Autónomo de Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo del centro penitenciario de Badajoz trabaja para aumentar el número de puestos de trabajo. A las 135 plazas que tiene en su catálogo actualmente puede acceder cualquier interno del centro, sin embargo las plazas no son suficientes para dar trabajo a todos, por ello se establece un orden en el que se da prioridad a aquellos internos en cuyo programa individualizado de tratamiento se recomienda el desarrollo de una actividad laboral. La finalidad última de estos trabajos es su futura inserción laboral.

La retribución de estos reclusos se calcula aplicando un módulo retributivo que determina anualmente el consejo de administración del Organismo Autónomo y para su cálculo se toma como referencia el salario mínimo interprofesional vigente. Este módulo se aplica a las horas de trabajo, por lo que el salario varía de unas actividades a otras dependiendo del tiempo que se trabaje a lo largo del mes. La nómina media del último mes fue de 225 euros y la máxima nunca supera los 500 euros, según el Organismo Autónomo.