+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PROGRAMA PIONERO EN ESPAÑA

24 mujeres gitanas de Badajoz se forman «para trabajar y enseñar»

El San Pedro de Alcántara es el nexo de varias acciones en el entorno del centro. Aprenden manicura, peluquería y conserjería en un programa de Fecogex

 

Promotores y participantes del programa de Fecogex. - S. GARCÍA

Fernando León Rejas Fernando León Rejas
18/10/2018

El presidente de la Federación Conciencia Gitana, Francisco Saavedra; la directora del Colegio San Pedro de Alcántara, Agustina Carmona; y la secretaria, Fátima Murciano, presentaron los programas Zaro, Astis y un Plan de Empleo Social que coordina el centro, que también trabaja con Fagex y Secretariado Gitano. Una de las acciones más destacadas del colegio y Fecogex, con colaboración de la diputación y el Sexpe, es «un programa novedoso para formar a 24 mujeres gitanas en peluquería, manicura y conserjería para trabajar y formar ellas a otras madres y a niños del colegio», según Carmona.

«Una empresa forma a madres en peluquería y seguirá con otras en tratamiento de uñas; en el colegio se pondrá un aula de ambas materias para niños y niñas de aquí. Por la tarde formaremos a otras madres y podrá venir la gente de la calle a arreglarse», añadió.

Las mujeres que se forman cobran por el proyecto de Fecogex. El Sexpe pide que el dinero que se dé sea para aprender un oficio, «como la madres que se forman en conserjería» en el propio colegio y en otros, y que quieren preparar oposiciones.

Saavedra destacó que las 24 mujeres en formación del programa de parados de larga duración están repartidas por diferentes centros, «aquí hay dos y la directora está en negociaciones con otros centros que no tienen conserjes», añadió.

La programación del colegio contempla varios proyectos, «como Astis, de empoderamiento de la mujer gitana; y el de Fecogex para dar trabajo a parados y paradas de larga duración, que es muy novedoso pues nunca se ha hecho antes en España. Convenirnos con la empresa privada para formar a madres y éstas formen a los niños aquí», dijo la directora.

Y Zaro es para formar a padres y madres de alumnos, validando el programa con cursos para acceder a la renta básica: «Y al ver los niños a sus padres aquí, su actitud mejoraba; las madres se empezaron a involucrar y a partir de ahí contamos con ellos en varios proyectos», explicó Carmona.

El colegio es un centro abierto al entorno, «ha dejado de estar infrautilizado y trabaja con otras instituciones y asociaciones como Fecogex para la inclusión de una población que no tiene igualdad de oportunidades, para que accedan a una formación que les permita trabajar y vincularse con el centro», dijo Murciano.

De hecho, es el nexo entre todos estos programas y su propio proyecto de «centro abierto y ciudad educadora», porque considera «vital optimizar este recurso, abrirlo a su entorno; si hacemos una obra tratamos de que la haga personal del barrio. El centro tiene unos valores morales importantísimos», afirmó Carmona.

El San Pedro de Alcántara acoge también a la Asociación de Apoyo Altas Capacidades, o las Escuelas de Nuevas Iniciativas Musicales para niños de toda la ciudad, «es un proyecto de inclusión; el oscurantismo se ha terminado», señalaron.