+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

la administración regional dice que el parque en la comunidad supera la media nacional, aunque el objetivo es incrementarlo

808 familias están a la espera de que se les conceda una vivienda social

Es el número de expedientes que tiene abiertos el ayuntamiento, 120 correspondientes al 2019. Buzo critica el «abandono» de la Junta, que no construye promociones de este tipo desde el 2013

 

Última promoción de viviendas sociales de la Junta en Badajoz, en Las Moreras, y entregadas en el 2015. - S. GARCÍA

Eladio Buzo, ayer. - S. GARCÍA

La Delegación de Vivienda del Ayuntamiento de Badajoz tiene abiertos en estos momentos 808 expedientes de familias que han solicitado una vivienda social de la Junta de Extremadura en la ciudad, 120 de ellos correspondientes al 2019. El dato lo dio ayer el concejal de esta área, Eladio Buzo, quien criticó el «abandono» al que tiene sometido en este ámbito el Gobierno regional a la capital pacense como, según dijo, demuestra el hecho de que la última promoción de este tipo, con 14 pisos, se remonte al año 2013 (se hicieron en Las Moreras, hubo 670 solicitantes y se entregaron en el 2015) y que los presupuestos extremeños del 2020 solo contemplen una partida de 200.000 euros para convertir en viviendas sociales los 90 pisos de la Guardia Civil en la barriada de Suerte de Saavedra.

El concejal pacense alertó de la necesidad de que la Junta —que, según recalcó, es la administración competente en materia de vivienda, pues el ayuntamiento solo tramita los expedientes— dé respuesta a las familias que están a la espera de acceder a un piso de este tipo y advirtió de que lo que hoy puede ser un problema «aún pequeño» se puede convertir en uno «grave» en poco tiempo, que obligará a que se tenga que construir una barriada para cubrir la demanda.

En este sentido, señaló al Gobierno regional como el responsable de «crear barrios marginales» en Badajoz (en referencia a las declaraciones de hace unos días del relator de la ONU) por la política que ha llevado a cabo en materia de vivienda. «Todas las semanas viene gente solicitando un cambio, tienen una vivienda social en Los Colorines, pero quieren una en otro lugar salir de allí porque no quieren eso para sus hijos», expuso Buzo, quien reclamó para la ciudad medidas en este ámbito que se correspondan con su número de habitantes. «No vamos a decir que merezcamos más que otra población, pero sí que la política tiene que ser distinta por esa proporcionalidad en número de casos de necesidad a la de pueblos de 5.000 o 10.000 habitantes», defendió.

El ayuntamiento cuenta con 53 viviendas sociales repartidas entre la ciudad y las pedanías, todas ellas adjudicadas y «con lista de espera», mientras que La Junta, según los datos del consistorio, tiene entre 2.500 y 2.600, «en teoría» todas ocupadas también (la Administración regional no confirmó ayer estos datos pese a la solicitud de este diario). Ante esta situación, según el concejal, surgieron las subvenciones al alquiler social que, a su juicio, son «ayudas trampa», porque, según denunció, en el 2019 no se ha abonado «ni un solo euro» a los beneficiarios, lo que ha llevado a algunas familias de Badajoz al borde del «desahucio».

Por su parte, la Consejería de Transporte, Movilidad y Vivienda de la Junta de Extremadura respondió a las declaraciones del concejal pacense señalando que el año pasado invirtió 1,8 millones de euros en materia de vivienda en Badajoz, aunque no precisó el destino concreto de ese dinero como tampoco si son 808 las solicitudes de pisos sociales que tiene registradas. Sí recordó que la región cuenta con el parque de vivienda pública «más grande por habitante de todo el país», pues mientras que en el conjunto de España no llega a ocho viviendas sociales por cada mil habitantes, en la comunidad extremeña la cifra es superior a 12. No obstante, reconoció que la media en la Unión Europea se sitúa por encima de las 67 y que «su incremento es un objetivo de la Junta».

También la consejería apuntó que los 200.000 euros contemplados en los presupuestos regionales de este año serán «suficientes» para adecuar los 90 pisos de Suerte de Saavedra, cuya adquisición todavía se sigue negociando con el Gobierno central, como viviendas sociales.

En cuanto a las ayudas al alquiler social, las mismas fuentes señalaron que hay 175 familias de Badajoz que tienen «aprobada» esta ayuda complementaria al alquiler, que se les subvenciona en un 65%, aunque no confirmaron que se les hubiera abonado.

RIADA / En su intervención, el concejal de Vivienda también se refirió al olvido de la Junta de Extremadura con respecto a los vecinos que aún están pendientes de ser realojados después de que sus casas fuesen afectadas por la riada de 1997, para los que urgió una solución después de más de 20 años de espera.

   
1 Comentario
01

Por marcos antonio 10:07 - 14.02.2020

Como no pongan una nota de corte en cuanto idoneidad e intención de un proyecto de vida. Con un alquiler bastante parecido al precio de mercado , pero con el aval de la JUNTA ya que por si mismo no hay nadie que les firme un contrato. ESTÁN MAREANDO LA PERDIZ.