+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

UNA PRESENTACIÓN DE CINE

Alfombra rosa para las princesas Rett

El documental ‘Todos los caminos’ se estrenó anoche con la esperanza de seguir en cartelera

 

Photocall 8 Martina y su madre (izquierda) y Paola y Paco (derecha). - ANDRÉS RODRÍGUEZ

A. M. ROMASANTA lcb@elperiodico.com BADAJOZ
14/01/2019

Se le ve con tal soltura que parece llevar toda la vida pisando alfombras, de photocall en photocall. Sus alfombras son rosas, el color que identifica el Síndrome de Rett. Paco Santiago Aranda, padre de Martina, una niña de Badajoz con este síndrome, e impulsor de la asociación Mi Princesa Rett, protagoniza junto al popular actor Dani Rovira el documental solidario Todos los Caminos, basado en el viaje de 1.500 kilómetros que realizaron en bicicleta de Barcelona hasta Roma para visibilizar esta rara patología neurológica.

La película se estrenó ayer en Badajoz, en los cines Conquistadores, con todos los detalles de una presentación de lujo y con la esperanza de que pueda estar en la cartelera, como en muchos otros cines del panorama nacional donde ya se ha estrenado. «Ahora tenemos que llenar las salas para que esto siga», pidió el padre de Martina.

El documental tuvo su premiere en el Festival de Sevilla y después se presentó en el de Cine Iberoamericano de Huelva, donde ganó el Premio Talento Andaluz y donde lleva una semana proyectándose.

A la presentación en Badajoz acudió su directora, Paola García Costas, quien señaló que Todos los caminos le ha permitido conocer «héroes y heroínas de carne y hueso» y a Dani Rovira convertido en altavoz para estos niños «que son invisibles para administraciones y farmacéuticas». Solo espera que el documental permita a los espectadores conocer desde el disfrute «una historia tan sublime». Para Paco Santiago, Todos los Caminos es «un canto a la vida» con el que quieren trasladar a todo el mundo «que aunque crean que tienen problemas, son inconvenientes, tener un hijo enfermo sí es un problema y nuestra hija se levanta todos los días con una sonrisa que nos invita a nosotros a vivir, no vamos a defraudarla».