+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

tras el anuncio de Educación de que en breve se licitará el proyecto y que estarán construidas en 15 meses

La ampa del Cerro de Reyes urge que las aulas de Infantil estén el próximo curso

La consejería responde que estos son los plazos legales para completar cualquier obra pública. Los padres piden que se agilice su construcción y el derribo del edificio precintado anexo al colegio

 

Viejo aulario de Infantil del colegio Cerro de Reyes, sin uso desde hace años, y que será derribado. - S. GARCÍA

Quince meses es mucho tiempo, queremos que las nuevas aulas de Infantil de puedan utilizar desde el inicio del próximo curso». Es la demanda que hace la asociación de padres y madres de alumnos (ampa) del colegio Cerro de Reyes, después de que la Consejería de Educación haya anunciado que este mismo mes licitará la redacción del proyecto para su construcción y para derribar el destartalado edificio que en su día sirvió de aulario y que lleva años sin uso. La previsión es que el proyecto esté listo en seis meses y que las obras se prolonguen durante nueve más, un tiempo que la comunidad educativa pide que se trate de acortar por el bien de los menores.

Ante la petición de los padres, Educación recordó que estos son los plazos legalmente establecidos para completar las diferentes fases que conlleva cualquier obra realizada por la administración pública. Pero este argumento no convence a los padres, que llevan más de una década demandando que los más pequeños del colegio reciban clases en unas instalaciones dignas, y no en almacén reconvertido en aulas que solo iba a ser «temporal» y por el que han acabado pasando varias generaciones de escolares.

Si la situación de las aulas de Infantil les preocupa, no lo hace menos el viejo edificio anexo que en su día acogió a los alumnos de este ciclo y que fue precintado hace años por el riesgo que suponía. El inmueble ha sido completamente saqueado y sirve de refugio a toxicómanos.

«Nos dijeron que en mayo de este año empezarían las obras y nos sentimos engañados», denuncia la ampa, que critica que en todos estos años no se hayan atendido las reivindicaciones del colegio Cerro de Reyes «mientras vemos que otros colegios avanzan y se mejoran». Los padres han organizado protestas y recogido firmas para que se derribe el viejo aulario y se hagan las aulas nuevas de Infantil y aseguran que están cansados de esperar, por lo que insisten en la urgencia de que se agilicen las obras para que puedan empezar el curso 2019-2020 con estos problemas resueltos.

«Más de lo que hemos hecho es imposible». Lo dice el director del colegio Cerro de Reyes, Raúl Hernández, que lleva años manteniendo reuniones y mandando escritos a la consejería para denunciar el estado del centro. Por ello, entiende la «indignación» de los padres ante una situación «injusta». La larga espera para ver su demanda atendida es lo que hace que, aunque se han dado pasos firmes en este proyecto, se mantenga «la incertidumbre». Por eso, son muchos los que no estarán tranquilos hasta que vean «las máquinas en el colegio».

El director reconoció que las actuaciones previstas en el colegio son una «necesidad imperiosa» y lamentó que la actual situación de las aulas de Infantil haya hecho que muchas familias a la hora de elegir un centro para sus hijos se decanten por otro, a pesar de la oferta educativa de este. «Tenemos huerto, radio, aula de Carnaval, formamos parte del Proyecto Mus-e... pero luchamos con desventaja por las instalaciones», lamentó Hernández. En las tres líneas de Infantil hay matriculados solo 27 alumnos.

Educación ha presupuestado las obras en el colegio Cerro de Reyes en 910.994 euros. Además de construir las tres nuevas aulas de Infantil --que se harán en forma de L junto al edificio de Primaria-- y derribar por completo el viejo aulario, en la partida se incluye la reparación del suelo del patio, la creación de un porche, la renovación de las instalaciones de la cocina y el depósito de gasoil, así como la sustitución de las puertas.