+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

en positivo

Año por ganar

 

La pasada semana hice una valoración general de este año 2019 que se nos escapa. Aporté algunas razones por las que pienso que para Badajoz ha sido un año ganado. Un año en el que se ha avanzado en proyectos que llevaban años parados. Pero no podemos relajarnos. Cuando parece que todo está a punto, aun queda mucho por delante. En demasiada ocasiones estos procesos tan largos nos han generado frustración, desconfianza y mucha desilusión. Necesitamos recuperar la confianza.

Este año 2020, es un año por ganar. Deberíamos ver llegar el nuevo tren tan prometido y esperado. Nos han seguido insistiendo que las obras están a punto de concluir y que pronto empezarán las pruebas de seguridad. Nada debería impedir que el tren llegue este año, y no deberíamos permitir nuevos pretextos para prolongar su llegada. Ver llegar el nuevo tren junto a las obras de ampliación de la plataforma logística, las rotondas de acceso y las de la terminal ferroviaria, con seguridad permitirá recuperar la confianza para que nuevas empresas decidan instalarse en ella junto a Monliz.

Este año deberíamos poder disfrutar de las obras de rehabilitación que están enejecución y usar el edificio de la Galera, el Convento de Santa Catalina y tomar unas tapas en el mercado del Hospital Provincial, así como ver empezar las obras de El Campillo, de la Puerta del Capitel, del corredor verde de la calle Stadium, el Convento de San Agustín, el camino cubierto junto a la Puerta del Alpéndiz, ver avanzar la plataforma única por varias calles más, terminar la rehabilitación de San Andrés, ver la reordenación de las traseras del Palacio de Godoy junto a Pajaritos, los inicios de los nuevos edificios de la FundaciónCB y del hospital privado, avances de los trámites de urbanización del barrio Campus Cívitas recientemente presentado y ver concursos de ejecución de la autovía de Cáceres.

Estos, y muchos otros asuntos que debemos ver avanzar y otros que surgirán, deben ocurrir este próximo año en Badajoz. Que ocurran o no dependerán de cómo juguemos el partido. Habrá que sudar la camiseta cada uno en su responsabilidad y no gastar las energías en enfrentamientos y asuntos inútiles. A por todas. Tenemos por delante un año por ganar.

*Economista