+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA PANDEMIA HA OBLIGADO A APLAZAR UNA TREINTENA DE CAUSAS EN ESTE TRIBUNAL

La Audiencia de Badajoz retoma su actividad con el juicio contra 5 acusados de traficar con 183 kilos de cocaína

Todos ellos, para los que la fiscalía pide 9 años de prisión, se han declarado inocentes

 

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Badajoz ha retomado esta mañana las vistas orales, tras casi cuatro meses suspendidas a causa de la pandemia, con el juicio contra cinco acusados de transportar 183 kilos de cocaína en un camión, que fue interceptado por la Policía Nacional en febrero del 2018 en la frontera de Caya. Todos los encausados, para los que el fiscal pide 9 años de cárcel por delitos contra la salud pública e integración en grupo criminal, se han declarado inocentes. Ninguno de ellos ha reconocido su implicación en la compra, carga y transporte de esta importante cantidad de droga, que procedía de Colombia y que fue aprendida cuando era transportada desde Lisboa hacia Madrid.
A esta causa, como a la que se celebrará la tercera semana de julio por tentativa de homicidio, se ha dado prioridad y se ha decidido celebrar antes del verano porque los acusados se encuentran en prisión preventiva, según explicó el presidente de la Audiencia, José Antonio Patrocinio. En el caso de este primer juicio, cuatro de ellos, tres hombres de nacionalidad polaca y un español, están en prisión preventiva prorrogada, mientras que el quinto acusado, otro varón de nacionalidad colombiana, se encuentra en libertad con cargos.

La última vista oral en la Audiencia Provincial de Badajoz fue la semana antes de que se decretase el estado de alarma, lo que ha dejado pendiente una treintena de juicios que ya estaban señalados entre marzo y junio, que comenzarán a celebrarse a partir del 8 de septiembre. A mediados de este mes también estaba previsto otro con jurado popular, que se ha retrasado "por prudencia" hasta octubre.

Patrocinio explicó que el tribunal que preside estaba "al día" con los juicios, por lo que, aunque el retraso solo es imputable a la pandemia, habrá que "apretar las agendas" para acelerar el trabajo que no se ha podido realizar en estos casi cuatro meses, en lo que "vamos a tardar un tiempo", reconoció. En este sentido, explicó las dificultades que conlleva concitar en un mismo día a testigos, peritos y abogados, un trabajo que ya se había hecho para los señalamientos aplazados y que ahora habrá que volver a hacer. "A partir del 8 de septiembre esto va a ser trabajar y trabajar para ponernos al día otra vez", dijo.

La pandemia no solo ha retrasado las vistas orales, sino que también ha modificado la forma en la que se celebran. Las medidas de seguridad e higiene se han extremado y tanto el presidente de la sala, como el fiscal, abogados y acusados han hecho uso de las mascarillas durante la sesión (solo, con autorización, dos letrados se las han retirado en el momento de sus intervenciones). También se han cubierto los micrófonos con bolsas de plástico de un único uso y se ha modificado la distribución para respetar las distancias entre todos los presentes. El juicio ha sido a puerta cerrada y solo se ha permitido el acceso de los medios de comunicación acreditados.