+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CUALQUIER ACTIVIDAD DEBE SOLICITARSE PREVIAMENTE AL CONSISTORIO Y AL DIRECTOR

El ayuntamiento pone coto al uso de los colegios para campamentos 'privados'

La concejalía comunica a los centros que no se van a autorizar estas actividades en verano y Semana Santa. Solana quiere regular la utilización de estos espacios públicos de acuerdo con las comunidades educativas

 

A. M. ROMASANTA
11/03/2013

Era verano, un mañana del mes de julio. Un niño de 6 años entraba en su colegio para participar en un campamento urbano. Su madre lo dejaba en la puerta. En ese mismo momento una máquina excavadora trabajaba en el patio del centro en obras de mejora. Esta imagen sirve a la concejala responsable del servicio de colegios, María José Solana, de ejemplo de lo que no se puede permitir y se ha puesto manos a la obra para regular y "normativizar" el uso de las instalaciones los colegios para organizar actividades ajenas a la actividad docente y que en algunos casos sirven de lucro a empresas privadas.

Con fecha 26 de mayo, los colegios públicos de la ciudad han recibido un escrito desde este servicio municipal, firmado por Solana, sobre Campamentos de Semana Santa, verano y otras actividades , en el que se comunica a los directores que "no se va a autorizar el uso de los edificios de Infantil y Primaria para realizar campamentos de Semana Santa y verano como ya se informó a los centros que el año pasado se interesaron por dicha actividad". El escrito recoge expresamente que para cualquier actividad que se quiera implantar en el colegio se debe solicitar previamente al ayuntamiento y/o al director el uso del edificio indicando las fechas previstas y cita la Orden de 20 de julio de 1995, que versa sobre la utilización de estos espacios públicos. Este texto regula el uso ajeno a la actividad docente de estas instalaciones y señala, entre otras cuestiones, que la utilización de lo colegios se efectuará preferentemente con carácter no lucrativo, aunque el ayuntamiento puede fijar precios de uso y destinar los ingresos a mantenimiento y funcionamiento. Solana apunta que esta orden es conocida y se recuerda a los centros desde hace varios años.

Con ello no quiere decir que no se pueda realizar ningún campamento en los centros, "pues no son todos iguales". La concejala quiere que la regulación de esta situación se acuerde entre el ayuntamiento y las comunidades educativas, pues es lógico, en su opinión, que el uso de los espacios públicos esté "controlado y regularizado", ya que hay que tener en cuenta muchos factores. Entre ellos, uno primordial como es la seguridad de los niños, así como que ningún alumno tenga que verse fuera de una actividad que se organiza en su colegio público porque su familia no pueda afrontarla económicamente, cuando además hay asociaciones y empresas que también organizan campamentos y que tienen que pagar por el alquiler de las instalaciones que usan. La intención por tanto de la concejala es "que se establezcan unos criterios" pues además, apunta, que los directores son responsables de lo que ocurre en los centros.

Solana insiste en que lo que pretende el ayuntamiento es regularizar el uso de los colegios, que son "espacios públicos privilegiados dispersos por toda la ciudad" y en los que el ayuntamiento es responsable del mantenimiento y la limpieza "y de intentar minimizar los riesgos lo máximo que se pueda".

La concejala apunta por otro lado que hay que tener en cuenta que muchas de las obras de mejora se realizan en verano para no interferir en el desarrollo de las clases y normalmente estas actuaciones no son compatibles con la presencia de niños en el colegio, como ha llegado a ocurrir.