+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Bienvenido Contempopránea

Manpop y Contempopráneo dj dieron comienzo ayer a la fiesta de la música independiente en Extremadura

 

GEMA GUERRA
19/07/2013

Arranca Contempopránea un año más. El rugido de la hilera de autobuses, el sonido de maletas y el bullicio de los más adelantados que se agolpaban para recoger la pulsera ya dejaron claro ayer que esta decimoctava edición promete que va a dejar huella.

A pesar de la ausencia de conciertos por primera vez el jueves, los más fieles al festival de Alburquerque no querían perderse la fiesta de bienvenida que la organización había preparado para ellos. Una plaza con las terrazas a reventar desde última hora de la tarde y que esperaba impaciente a los encargados de caldear la atmósfera y preparar el camino para los tres días de música sin descanso. Contempopráneo y el madrileño Manpop dj deleitaron a los platos con una selección de un pop para oídos exquisitos y pies obligadamente resueltos.

Ganas resueltas con fuegos artificiales en forma de melodía. Una cena apta para los tímpanos más exigentes y los estómagos más hambrientos.

Alrededor de las 22.00 horas, el municipio pacense ya se encontraba imbuido del espíritu musical que se respira cada año por estas fechas.

El bar La Ermita fue el encargado de recibir a los comensales y servirles un plato de talento y delicada elección. Nouvelle cuisine para unos invitados cada vez más exigentes. Críticos exhaustivos con una única finalidad, probar tan solo dos platos de los muchos con los que van a deleitarse este fin de semana.

Un adecuado calentamiento previo para un evento por el que han desfilado ya más de 300 grupos y artistas, y que promete empezar a reunir en un solo escenario en el día de hoy a los máximos exponentes de la cultura independiente. El balance tras esta primera noche augura éxito. Un logro conseguido gracias a la máxima que persigue sin descanso su director Agustín Fuentes, quien asegura "la clave es la pasión"

En cualquier caso, un punto de partida donde el castillo se mantuvo vigilante, el pueblo entregado, el público expectante y la ladera, a diferencia de años anteriores, estuvo tranquila durante toda la noche, recogiendo fuerzas para lo que le espera en los próximos días.