+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

JUICIOS EN LA AUDIENCIA

Condenadas por llevar droga a la cárcel en unas zapatillas

Posponen una vista para que la defensa se prepare al pedir el fiscal una agravante. Un año y 9 meses de prisión para un acusado de venta al menudeo de hachís

 

Las acusadas, en el banquillo. -

F. L.
12/01/2018

A dos años y 3 meses de prisión y multa de 3.300 euros fueron condenadas dos mujeres -R. O. S. y L. C. C.-, en un juicio de conformidad, por la entrada en prisión de unas zapatillas con droga en su interior, que debía entregar una de ellas a un recluso, primo suyo, que se lo pidió, y que le dio la otra mujer en una gasolinera. El juicio se celebró ayer en la Audiencia, con la conformidad entre el fiscal y los dos letrados de la defensa. Al asumir ambas los hechos, aunque las dos sustuvieron que desconocían que las zapatillas contuvieron 12 bolsita de hachís, la Fiscalía redujo la penal inicial de 4 años y 6 meses.

Así mismo, también de conformidad, se condenó a A. G. P., a un año y 9 meses de cárcel como autor de un delito contra la salud pública, por la venta al menudeo de 98 gramos de hachís y varias dosis de cocaína y heroína, en julio de 2016, en el interior de la prisión. Inicialmente el fiscal pedía 5 años.

SUSPENSIÓN / Por otro lado, el presidente de la Sección Primera de la Audiencia suspendió el juicio iniciado ayer contra R. P. L. acusado de un delito sobre sustancias nocivas para la salud, ocurrido entre noviembre y diciembre de 2016, cuando la policía obtuvo información de varias personas que habían comprado droga y lo señalaron como vendedor, lo que dio origen a un registro de la vivienda de su familia y el bar en el que era encargado, ambos propiedad de su madre, que fue investigada inicialmente, archivándose la causa contra ella.

En el registro del bar se halló dinero en efectivo, 395 gramos de hachís, varios de cocaína y uno de heroína. Por estos hechos, el Ministerio Público, que ayer representó el fiscal jefe, Juan Calixto Galán, solicitaba inicialmente 6 años y 6 meses de prisión y multa de 15.000 euros, mientras que la defensa, ejercida por Miguel Ángel Trigo, solicitaba la absolución por no ser propietario de la casa ni del bar y no estar en él cuando se efectuó el registro.

No obstante, el fiscal planteó ayer que solicitaría la agravante, además de reincidencia, por venta en lugar público, lo que llevó al defensor pedir la suspensión para estudiar una nueva estrategia de defensa, dado que de aplicarse dicha circunstancia, la pena puede subir hasta los 9 años, accediendo el presidente.