+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

los trabajos han consistido en reforzar la calzada y mejorar la seguridad vial

Diputación arregla Padre Tacoronte y la carretera de la Corte para traspasarlas

El convenio que puso orden en titularidades cruzadas se firmó hace más de cuatro años. Las obras están ya prácticamente terminadas, para que puedan ser cedidas al ayuntamiento

 

Padre Tacoronte es la travesía de la carretera de Campomayor. - S. GARCÍA

Obras de asfaltado en la carretera de la Corte, hace varias semanas. - S. GARCÍA

Más de cuatro años ha tardado en cumplirse una parte del convenio firmado en diciembre del 2014 por el entonces presidente de la Diputación de Badajoz, Valentín Cortés, y el alcalde pacense, Francisco Javier Fragoso, que permitía poner orden en titularidades cruzadas entre ambas administraciones. Entre los puntos que incluía el acuerdo estaba la cesión al ayuntamiento de dos tramos de carreteras que ya formaban parte del entramado urbano de la ciudad: la avenida Padre Tacoronte y la carretera de la Corte. Para que el trasvase pudiera realizarse, la diputación, propietaria de ambas vías, tenía que realizar una puesta a punto. El traspaso está a punto de materializarse, pues las obras de arreglo de ambas vías están casi finalizadas, a falta de «cuatro remates», según destaca el organismo provincial. Una vez finalizadas no se requerirá ningún trámite oficial. El ingeniero revisará los trabajos para la certificación final y la recepción de la obra y el Servicio de Patrimonio enviará al ayuntamiento el acta de aceptación.

La avenida Padre Tacoronte es la travesía de la carretera BA-020 de Campomayor. Se inicia en el cruce de las calles Cardenal Cisneros y Nazaret hasta llegar al de la autovía, con una longitud de 2.683,9 metros. Las obras han consistido en el refuerzo de la calzada con 5 centímetros de aglomerado en todo el ancho de la vía y posterior señalización horizontal y vertical. Para mejorar la seguridad se han colocado pasos elevados para peatones, que reducen la velocidad de los vehículos evitando los atropellos. El presupuesto invertido por la diputación ha sido de 259.000 euros y dos meses de plazo de ejecución.

El otro tramo es el conocido como carretera de la Corte, aunque en realidad es la BA-022, Badajoz-Villalba. Abarca la parte más urbana, desde el concesionario Rover atraviesa la autopista hasta el acceso a la urbanización La Atalaya. La diputación ha actuado en 2.000 metros, en los que también ha reforzado el firme de la calzada y ha colocado pasos elevados para los peatones. El presupuesto ha sido de 237.800 euros y dos meses de plazo de ejecución.

El convenio incluía la cesión del ayuntamiento a la diputación de una parcela de 2.264 metros cuadrados del antiguo canal de aguas de Badajoz para ampliar el parque de maquinaria, pero está pendiente del trámite urbanístico, que tiene que resolver la Junta de Extremadura.