+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PRIMERA PROCESIÓN DE LA SEMANA SANTA

El Dulce Nombre de María recorre «a costal» las calles de Cerro de Reyes

La hermandad trabaja para poder entrar en el programa oficial

 

Salida del paso del Dulce Nombre de María, que estrena un manto, en la parroquia de Jesús Obrero. - ANDRÉS RODRÍGUEZ

F. L. BADAJOZ
14/04/2019

La Hermandad de Jesús Obrero y Dulce Nombre de María, que tiene su sede en la parroquia de Jesús Obrero, en el barrio pacense de Cerro de Reyes, volvió a salir ayer en procesión, por segundo año consecutivo, tras la incertidumbre de si haría aparición la lluvia, que finalmente respetó el programa previsto, desde la salida a las 20.00 horas.

Treinta y dos costaleros portaron a la Virgen «a costal», a la que seguía el cortejo oficial y acompañaban en sendas filas los hermanos cofrades y vecinos durante su itinerario, acompañados por la Banda de Música Guzmán Ricis, de Barcarrota.

Antonio Trinidad, hermano mayor de la cofradía «de gloria», explicó que «trabajamos para pasar a ser cofradía de penitencia y para ser incluidos en el programa oficial de desfiles procesionales de la Semana Santa de Badajoz», un trabajo que resulta «costoso» y que «requiere una serie de requisitos para obtener el permiso de la iglesia», manifestó.

La hermandad se constituyó «a raíz de una visita de la Virgen de la Soledad, la patrona de la ciudad, a la parroquia, hace unos años», contó Trinidad, gesto al que los parroquianos del barrios correspondieron «sacando la imagen de Jesús Obrero a la puerta para esperarla. Fue ese gesto el que nos hizo pensar que podíamos crear la hermandad y se hizo», contó, estando ahora en el camino para lograr la licencia que les permita «procesionar por la carrera oficial».

Con 230 miembros, la hermandad sacó la imagen de la Virgen, la de María del Dulce Nombre, de la iglesia para hacer el itinerario establecido, que tras la salida siguió por la rotonda de las Grullas, por la calle Suecia, el paseo de la Radio, la calle Noruega, avenida Federico García Lorca, calles Francia, Alemania y regreso a la parroquia.

La procesión continuaba realizando su camino al cierre de esta edición, conforme al recorrido establecido.

La Virgen, obra del imaginero del pueblo cordobés de Cabra, Adrián Valverde, estrenó un manto elaborado y bordado en Ciudad Real, «que ya lo teníamos el año pasado pero que no se le puso, y hemos decidido estrenarlo éste», dijo Trinidad.