+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

«He contado la historia de mi familia a tumba abierta»

«Mi padre ya ha hablado mucho de él. Quería sacar del olvido a la rama materna». Ayanta Barilli, finalista del Planeta, presenta ‘Un mar de violeta oscuro’

 

Ayanta Barilli posa con su novela, ‘Un mar de violeta oscuro’, en la Feria del Libro de Badajoz, ayer. - LA CRÓNICA

A pesar de que la vida de su archiconocido padre, Fernando Sánchez-Dragó, daría para una o más novelas, Ayanta Barilli eligió contar en su primer libro, Un mar de violeta oscuro, la historia de las mujeres de la rama materna de su familia: su bisabuela, su abuela, su madre y ella misma son quienes protagonizan su ópera prima, con la que quedó finalista del Premio Planeta. «Mi padre ha hablado mucho de sí mismo (ríe) y me interesaba mucho sacar del olvido a esas mujeres de mi familia, porque muchas veces no sabemos nada de quienes nos precedieron».

La autora afirma que si las personas hiciesen el ejercicio de hablar con sus mayores para entender qué es lo que vivieron, «aprenderíamos mucho más de nosotros». «Un mar de violeta oscuro es un recorrido sanador, es oscuro porque los recuerdos y vivencias a veces lo son, pero es también luminoso, porque es un camino hacia la luz», comenta la escritora, que ha pretendido hacer «universal» ese itinerario universal, «para que el lector pudiera empatizar conmigo y reconocer que eso mismo le pasa a él, porque nos pasa a todos».

Ayanta Barilli asegura que ha contado la historia de su familia «a tumba abierta», sin guardarse nada, sin cambiar los nombres. «Tengo la fortuna de pertenecer a una familia un poco de ‘cómicos’ y nadie se ha enfadado», dice entre risas. Para escarbar en ese pasado familiar recurrió a los diarios de su madre y su abuela, a su abultada correspondencia, a las postales —«que son como los tweets de ahora», compara— y a las fotografías. La historia se desarrolla entre 1860 y la actualidad, en Italia y España y con tres guerras de por medio, por lo que el proceso de documentación histórica ha sido arduo.