+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La Noche en Blanco alcanza su séptima edición

Los hosteleros del centro protestan por el retraso del permiso de ampliación horaria

Esta noche podrán abrir hasta las 4 de la madrugada, pero la Junta no se lo concedió hasta ayer a las 13.00 horas. El ayuntamiento se echa a un lado y decide que sean los negocios los que pidan la autorización por el conflicto debido al ruido

 

Algunos de los hosteleros, con los medios de comunicación, en la puerta del ayuntamiento, ayer. - Foto:JAVIER PULPO

Un numeroso grupo de hosteleros del Casco Antiguo de Badajoz amenazó ayer con no abrir hoy sus establecimientos, coinciendo con la celebración de La Noche en Blanco, debido al retraso de la autorización de la ampliación horaria, que debía llegar desde la Junta de Extremadura pero que habitualmente se hace a través del ayuntamiento. Por la mañana se dirigieron al consistorio y denunciaron su situación a los medios de comunicación, aunque finalmente la sangre no llegó al río. El permiso se recibió a las 13.00 horas a petición de la Confederación Empresarial de Turismo (Cetex), según confirmó su gerente, Antonio Martínez, que la noche anterior había estado reunido con los afectados para resolver la situación a tiempo. Los establecimientos podrán abrir hasta las 4 de la madrugada, con el mismo horario de la actividad lúdico cultural que organiza la Concejalía de Cultura.

Los hosteleros se quejaban de que lo ocurrido ha sido "la gota que ha colmado el vaso", pues vienen denunciándolo desde hace un año, ya que cada vez que se celebra una fiesta que conlleva la ampliación de horario nocturno, la autorización llega tarde, lo que repercute en sus previsiones a la hora de comprar mercancía o contratar a más personal. Reconocen que tienen "parte de culpa" por no haberse organizado. "Queremos que se nos escuche, que nos llamen y nos avisen con tiempo, porque sólo lo hacen cuando nos tienen que denunciar", se lamentaba José María González, en nombre de todos los demás.

Bajo este problema subyacen las quejas por las molestias que están llegando al ayuntamiento, según reconoció ayer el primer teniente de alcalde, Germán López Iglesias. "Estamos bastante vigilados por fiscales, jueces y asociaciones de vecinos por los ruidos en el Casco Antiguo", manifestó. Por ello, aunque no van a renunciar a organizar actividades en el centro histórico, en la última Junta de Seguridad Local, celebrada con motivo de La Noche en Blanco el miércoles de la semana pasada, se decidió que no sea el ayuntamiento el que pida a la Junta la ampliación del horario, sino los propios hosteleros de forma individual. El motivo es que si la petición es generalizada, de dos horas, en cada establecimiento se alargaría más o menos el horario en función de su licencia y el ayuntamiento quiere que no excedan de las 4.00 de la madrugada. López Iglesias reconoció que se ha podido producir una "desorganización" y por eso pidió a Cetex que lo hiciera en representación del sector, como finalmente ha hecho, además de algunos establecimientos a título individual.