+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SOLUCION A LA SITUACION DE RETENCION A LA QUE SE HA VISTO SOMETIDO EL PORTAVOZ DE LA COMUNIDAD ISLAMICA EN SU TIERRA

El imán de Badajoz y su familia logran salir de Palestina tras 6 meses retenido por Israel

Adel Najjar cruzó el paso fronterizo entre Gaza y la ciudad de Al Irish con su esposa e hija el pasado viernes. Agradece el apoyo de autoridades y vecinos. Afirma que deja "atrás a 2 millones de personas que sufren un duro bloqueo"

 

El imán de Badajoz, Adel Najjar, con su hija, en el aeropuerto. - Foto:CEDIDA

Fernando León Rejas Fernando León Rejas
05/06/2016

Adel Najjar, imán de la mezquita de Badajoz, logró salir de Palestina el pasado viernes, y cruzar la frontera de Gaza --uno de los dos territorios, en el sur, en los que Israel tiene a este pueblo confinado; el otro es Cisjordania-- con Egipto, después de haber pasado unos seis meses retenido, sin poder abandonar su tierra por no obtener el permiso de las autoridades de Israel, que han mantenido bloqueado el paso fronterizo, en represalia por los atentados de Hamás --facción palestina que controla Gaza-- desde esa zona del país.

El imán de Badajoz, con quien este diario intentó comunicar telefónicamente y no fue posible, es de origen palestino y tiene la nacionalidad y el pasaporte españoles, pues lleva más de dos décadas viviendo en la capital pacense, a donde llegó para estudiar Medicina.

Luego dejó sus estudios y se dedicó a otras tareas y a la comunidad musulmana extremeña, y más en concreto, la de la capital pacense, llegando a ser el imán de la mezquita que tiene su sede en una casa de la calle El Gurugú, que atraviese el barrio del mismo nombre.

Najjar viajó con su esposa y con su hija --española ésta-- al territorio de Gaza para pasar las navidades en compañía de su madre y del resto de su familia, a la que no visitaba desde hacía unos dos años, como relató el portavoz municipal socialista, Ricardo Cabezas, a finales de enero pasado, cuando el imán llevaba semanas sin poder salir del país, como publicó este diario entonces. Cuando quiso emprender el viaje de vuelta, se encontró con que no pudo hacerlo, quedando varado por tanto en su tierra, sin poder regresar ni retomar su vida normal en Badajoz.

La causa por la que Adel Najjar ha permanecido retenido seis meses o más, es que Israel ha mantenido cerrada la frontera con Egipto por el recrudecimiento de uno de los más antiguos conflictos de Oriente Próximo, quedando así retenido el imán de Badajoz con su familia, al igual que centenares de personas que quedaron en las mismas circunstancias, viendo así cortados sus planes.

"BAJO DE ANIMOS" El imán quedó muy afectado, en principio, por la situación en la que se encontró con su familia, "con muy bajo estado de ánimo", dijo entonces Cabezas, que lo conoce bien del barrio.

Ante los contactos iniciados, tanto el alcalde como el presidente de la Junta, ayuntamiento, Ejecutivo regional y Delegación del Gobierno intercedieron para solucionar su situación, ante el Departamento de Asuntos Exteriores dependiente de ese ministerio, y la Embajada de España en Israel, como dijo su momento el director general de Cooperación Internacional, Angel Calle.

En este tiempo, Najjar ha mantenido algún contacto a través de redes sociales. En marzo pasado, el imán y portavoz de la comunidad islámica de Extremadura visitó la iglesia ortodoxa de Gaza, a cuyo obispo transmitió la "ejemplar convivencia que existe en Badajoz y Extremadura entre las distintas religiones, y la gran amistad que une a la comunidad musulmana con sus vecinos católicos", según comunicó a través de facebook. Poco después, el alcalde, Francisco Javier Fragoso, afirmó que se realizaban gestiones con el cónsul honorario de Israel para que Najjar pudiera regresar a Badajoz.

AGRADECIMIENTOS Así mismo, en su último mensaje, en la noche del viernes, manifestaba su agradecimiento "a todos los que nos han apoyado y se interesaron por nuestra situación en Gaza, en especial el ayuntamiento, la Junta, la Asamblea de Extremadura, todos los partidos pacenses y extremeños, mis vecinos de la margen derecha del Guadiana, la Comisión Islámica de España y su presidente, Ray Tatary". Pero también lamentaba que "dejo atrás a dos millones de habitantes en Gaza que sufren un duro bloqueo que afecta a todos los tejidos sociales.