+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

TAMBIEN SE LE CONDENA, JUNTO AL JEFE DE SERVICIO DEL AGUA, A MULTA DE 1.080 EUROS POR USURPACION

El juez inhabilita al exsecretario de Fomento por prevaricación

La condena es por autorizar un trasvase sin realizar antes las expropiaciones

 

Antonio Pablo Sánchez, en una entrega de premios. - Foto:JUNTA AL DIA

A. FERNANDEZ
20/12/2011

La Audiencia Provincial de Cáceres ha condenado a Antonio Pablo Sánchez Lozano, secretario general de la Consejería de Fomento la legislatura pasada, a siete años de inhabilitación para ostentar este cargo público u otro de similar responsabilidad. Los jueces de la Sección Segunda le han declarado culpable de un delito de prevaricación y otro de usurpación por ordenar en el 2009 la realización, por la vía de emergencia, de un trasvase del embalse de Nogales al de Alcuéscar ante el riesgo de desabastecimiento de agua que sufrieron en la primavera de ese año varios municipios de la Mancomunidad de Ayuela. Según la sentencia, Sánchez Lozano autorizó estas obras sin iniciar antes el correspondiente expediente de expropiación de los terrenos privados afectados. Y lo hizo siendo conocedor, además, de que el Tribunal Supremo había reconocido a la propietaria de una de las fincas sus derechos sobre parte del suelo por el que debía realizarse la nueva canalización.

El caso se remonta al 2009, cuando la falta de precipitaciones amenazó con dejar sin agua a los municipios de Albalá, Alcuéscar, Aldea del Cano, Arroyomolinos, Casas de Don Antonio y Montánchez. Como solución, la Consejería de Fomento propuso un trasvase (desde el embalse de Nogales al de Alcuéscar), previo informe del jefe del Servicio del Agua de este departamento, Juan Cerrato. En ese documento se advertía de que uno de los propietarios de los terrenos había presentado una demanda en los tribunales por la instalación de una canalización similar en el 2006, lo cual podría repetirse en esta ocasión y "producir la paralización de las obras por decisión judicial".

Pese a ello, Sánchez Lozano dictó el 17 de abril del 2009 la resolución para iniciar por la vía de emergencia las obras de abastecimiento de la Mancomunidad de Ayuela. Nada se decía sobre la necesidad de expropiar terrenos. Los trabajos comenzaron el 4 de mayo. Sin embargo el secretario general de Fomento no firmó la declaración de ocupación urgente del suelo hasta el 26 de junio, es decir, un mes y medio después. Para entonces las obras ya habían acabado, según la sentencia.

A juicio de la Audiencia Provincial, esto constituye una ilegalidad, al ocuparse los terrenos sin iniciar previamente el proceso de expropiación. Pero es que, además, parte de esa superficie estaba en una situación especial, en concreto bajo un conflicto entre la propietaria de una finca y la Junta. Porque en 1985, la Administración regional había expropiado casi 100 hectáreas, hoy propiedad de María Luisa Lillo, para construir la presa de Nogales y poner en riego 310 hectáreas. Pero como el Ejecutivo no llegó a realizar esa conversión --solo hizo el embalse--, la afectada solicitó que le devolvieran (reversión) los terrenos. La Junta se negó y Lillo recurrió al Tribunal Superior de Justicia, que le dio la razón en 2004. Los posteriores recursos de la Administración no salieron adelante y el Tribunal Supremo confirmó, en 2008, que el suelo debía ser restituido a su propietaria.

VUELTA DE TUERCA Para entonces la situación ya se había enquistado más aún al realizar la Junta un primer trasvase, en el 2006, ocupando los terrenos de la finca de María Luisa Lillo. Dos años después, ella solicitó la retirada de las canalizaciones, dado que la situación de emergencia por desabastecimiento había desaparecido. Pero la Administración volvió a negarse y ello originó otro recurso judicial.

Según la sentencia, de todo ello y de la indisponibilidad de los terrenos para uso público era consciente cuando autorizó las obras en el 2009. Por ello la Audiencia revoca la absolución dictada en mayo por el Juzgado de lo Penal número 1 de Cáceres y lo condena por un delito de prevaricación.

 
 
1 Comentario
01

Por la absolución 21:11 - 20.12.2011

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¡inocente! (a recurrir hasta el final ... hasta el rabo todo es toro)