+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Primer taller organizado por el Pacto Local por el Empleo

Más de 700 personas se interesan en Badajoz por la posibilidad de abrir una franquicia

El 35% de los asistentes al encuentro son desempleados, el 38%, trabajadores en activo y el otro 24%, empresarios. Los expertos destacan el "potencial" de la ciudad y la región para la puesta en marcha de este tipo de negocios

 

Asistentes al taller de franquicias celebrado ayer en el palacio de congresos. - Foto: S. GARCIA

B. C.
14/05/2014

Cerca de 750 personas participaron ayer en la iniciativa organizada por el ayuntamiento, a través del Pacto Local por el Empleo, para propiciar el encuentro entre emprendedores en busca de oportunidades de negocio y los responsables de expansión de 90 franquicias de todo el país y sectores tan diferentes como el comercio, la hostelería, la educación, las nuevas tecnologías o la atención a personas dependientes, entre otros.

El 48% de los participantes inscritos fueron mujeres y el 52% hombres. En cuanto a su situación laboral, el 35% son desempleados, el 38%, trabajadores en activo y el 24%, empresarios. En cuanto a los segundos, la mayoría (un 76%) son técnicos de distintas administraciones e instituciones que pretenden trasladar la información que recaben desde sus puestos de trabajo y asalariados por cuenta ajena con perspectivas de emprender su propio proyecto empresarial en el futuro.

En el encuentro, los responsables de las franquicias pusieron de manifiesto el "potencial" de la ciudad de Badajoz para expandir su modelo de negocio. De hecho, hubo empresas interesadas en acudir que se han quedado fuera de la cita.

Fue el alcalde, Francisco Javier Fragoso, el encargado de inaugurar este taller, que por primera vez se desarrollaba en Extremadura. En su intervención, destacó que en la ciudad de Badajoz hay 62.000 personas trabajando --aparte de los que se desplazan a su empleo en otras poblaciones--, de los que "solo" 12.000 son empleados públicos, mientras que los otros 50.000 se reparten principalmente en tres campos: servicios (30.000), comercio (9.000) y hostelería (3.500).

"Estos tres sectores son los motores del desarrollo económico de la ciudad y es precisamente en ese hueco donde se centran la mayoría de las franquicias", señaló el alcalde, quien mostró su satisfacción por la elevada participación en esta cita, lo que demuestra --dijo-- "su voluntad de hacer algo para tirar de la economía". En este sentido, Fragoso subrayó que la estrategia del emprendimiento en la que está "empeñado" el presidente extremeño, José Antonio Monago, está "dando sus frutos".

La concejala de Formación y Empleo, Blanca Subirán, destacó que en la ciudad hay nichos de mercado sin cubrir "y eso lo saben tanto las franquicias como los emprendedores y ambos se quieren beneficiar de ello". Asimismo, destacó que el interés tanto por parte de las empresas como de los asistentes ante esta iniciativa constata que "en Badajoz hay movimiento, actividad empresarial e inquietudes". En este sentido, coincidió con Fragoso al citar como ejemplo la apertura de un gran centro comercial en "plena crisis económica", la implantación de una multinacional de artículos de deporte y el próximo desembarco de otra dedicada al bricolaje.

 CUATRO MINUTOS Cada franquicia dispuso de cuatro minutos para hacer una presentación de su producto y eran los participantes quienes solicitaban entrevistas --de unos diez minutos-- con las empresas en las que estaban interesados. También dos empresarios locales con experiencia en franquicias, Félix Retamar, de Yamamay, y Teresa Villalón Pla, de Kumon, expusieron sus casos a los asistentes y Eduardo Abadía, presidente de la Asociación Española de Franquiciadores, ofreció algunas nociones sobre este tipo de empresas. "Emprender no es gratis, hay que sudar", dijo a los asistentes.

Además de las franquicias, en el encuentro estuvieron presentes siete entidades financieras para presentar y ofrecer sus productos a los posibles emprendedores. Las inversiones necesarias para poner en marcha una de las franquicias presentes en la cita oscilaba entre los 3.000 y los 300.000 euros. No obstante, en la mayoría de los casos los costes no superaban los 60.000 euros y la media era de entre 20.000 y 30.000 euros. "Eso también es atractivo, aunque emprender siempre conlleve un riesgo", apuntó Subirán.