+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Sufrió varas mordeduras y cayó por un terraplén

Un mastín ataca a un vecino que paseaba por el parque Tres Arroyos de Badajoz

 

Un mastín, raza de los perros que atacaron al vecino de Badajoz. -

EFE
02/05/2019

Un hombre de 56 años ha sufrido varias mordeduras y ha caído por un terraplén tras ser atacado por un perro, de raza mastín, mientras paseaba por el camino que une la urbanización de Los Montitos con el Parque Natural de Tres Arroyos, en Badajoz.

Según ha informado la Policía Local, los hechos se produjeron el 16 de abril mientras la víctima paseaba con dos perros pequeños por este camino, momento en el que se vio sorprendido por dos mastines de gran tamaño.

Uno de los perros se lanzó sobre el hombre, le tiró al suelo y le hizo caer por un terraplén, ante lo cual la víctima pidió auxilio a gritos.

En ese instante fue auxiliado por una persona que podaba los setos de una vivienda próxima al lugar de los hechos, quien pudo apartar al animal con un palo y evitar de esta manera que mordiera más a la víctima.

Como consecuencia del ataque, la persona sufrió mordeduras en varias partes de su cuerpo y un esguince de tobillo, lesiones por las que fue atendido en el Hospital Perpetuo Socorro.

La persona que socorrió al herido manifestó a los agentes policiales que no era la primera vez que los perros salían de forma espontánea de una vivienda de la zona y provocaban sobresaltos a ciclistas, caballistas y paseantes que transitan por el camino.

Tanto la persona atacada, como el hombre que acudió en su ayuda, manifestaron que el propietario de los animales se personó en la zona pero se desentendió totalmente de la situación.

Los animales fueron puestos en cuarentena, por parte de los servicios veterinarios de la Junta de Extremadura, para su control y observación.

La Policía Local ha remitido a los juzgados estos hechos, ante un posible delito de imprudencia con resultado de lesiones.

Por otra parte, la Policía Local ha denunciado a una joven de 24 años, propietaria de un perro potencialmente peligroso -raza pitbull terrier-, por tenerlo suelto y sin bozal el pasado 29 de abril en la calle Virgilio Viniegra, próximo a un centro escolar.

Las infracciones por estos hechos conllevan multas de entre 300 y 2.400 euros.