+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Apertura de curso escolar

El Nuestra Señora de Bótoa echa a andar con la ilusión de padres y niños

El colegio acoge a 380 alumnos y 30 profesores tras finalizar las obras a tiempo. Según la Junta, las pistas deportivas se terminarán a principios del mes de noviembre

 

Obras en el edificio colindante. - Foto:OTO

Una niña entra ilusionada al nuevo edificio del Nuestra Señora de Bótoa. - Foto:OTO

J. IGNACIO MARTINEZ
15/09/2015

Las caras atónitas y perplejas protagonizaron el primer día de curso en el colegio Nuestra Señora de Bótoa. No fue ayer esta alegría exclusiva de los alumnos por reencontrarse con antiguos compañeros o profesores. Padres, niños y maestros celebraron la apertura del nuevo centro, que pone fin a una demanda de muchos años y que llegó en el día previsto, como habían prometido desde la Junta en repetidas ocasiones. 380 alumnos y 30 docentes podrán desarrollar el año académico con total normalidad en el colegio.

"Ha sido todo un poco precipitado, pero lo que queríamos es que los niños pudieran entrar en el colegio el día 14 y lo hemos conseguido", afirmó a este diario Pilar Macho Morales, directora del centro. Así mismo, manifestó que pese a que muchos materiales entraran "a última hora", el trabajo realizado durante el último fin de semana ha permitido que el proyecto llegue, finalmente, a buen puerto.

Entre las novedades del nuevo centro, la directora destacó el patio infantil, "ya que antes los niños no tenían", o el gimnasio, además de otras dependencias modernas y bien equipadas. No en vano, se han construido un total de 3.169 metros cuadrados con un presupuesto de 2.175.800 euros. Aunque aún faltan retoques, todo puede desarrollarse ya con aparente normalidad. Ayer por la mañana, dos operarios ultimaban la puesta a punto de la línea telefónica y de Internet. Y falta mobiliario en algunas dependencias, aunque no en las aulas, donde no falta ni un pupitre, una pizarra o una silla. A los pequeños, estos inconvenientes parece no importarles en absoluto. "Lo que más me gusta es el patio", celebraba una niña mientras contemplaba los impolutos columpios.

El edificio colindante, antaño el antiguo colegio y que se destina a la construcción de pistas deportivas para el nuevo centro, todavía se encuentra en obras (aunque su finalización no estaba prevista para el inicio del curso escolar) y permanecerá así durante varias semanas. Este diario se puso en contacto ayer con la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura y ésta aseguró que los trabajos finalizarán el próximo 30 de octubre.

AMPA La Asociación de Madres y Padres de Alumnos también mostró gran emoción por la finalización a tiempo del nuevo edificio escolar. "Han sido años de lucha, de protestas e incluso de cortar el tráfico, pero ya lo hemos conseguido", señaló María José González, con un hijo de nueve años en el centro, quien también indicó que lleva más de 25 cursos como madre de alumnos del colegio Nuestra Señora de Bótoa. "Mi hija mayor me pide ahora que les envíe fotos", enfatizó. Minerva Sánchez, secretaria, mostró la misma alegría. "Hemos luchado muchos años para conseguir esto. Ahora los niños y los profesores están todos en el mismo centro", y no divididos entre dos, como sucedía hasta ahora.

En la misma línea, María Isabel, presidenta de la Ampa y antigua alumna, no pudo ocultar su orgullo. "Ahora podemos organizar muchas cosas como conferencias o campeonatos deportivos. Antes no teníamos ni salón de actos, ni pistas para jugar al fútbol, por ejemplo". Los risas, los juegos y algún que otro llanto volverán a inundar las mañanas de Badajoz. Ahora, también, en el centro nuevo, ya finalizado, de Nuestra Señora de Bótoa.