+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el chinero

Nueve novios

 

La novia: el sillón de alcaldía. -

No es real ponerlos a todos en el mismo nivel, como si tuvieran las mismas opciones de llegar a serlo. Pero todos ellos se presentan como cabezas de lista para intentar hacerse con la alcaldía de Badajoz y, al menos en teoría, porque así lo marcan las reglas de la democracia, todos son tan candidatos como el que más. Nueve son los partidos que han presentado listas para las elecciones municipales en la capital pacense y creo que ninguno está en disposición de asegurar sin temor a equivocarse que va a ser el próximo alcalde. Nueve novios para un sillón que el PP lleva calentando 24 años.

En el PSOE están frotándose las manos, por el incremento de votos que ha experimentado en las elecciones generales y porque hasta ahora no se les había abierto la puerta, ni siquiera un resquicio, para recuperar la alcaldía de la ciudad más grande de Extremadura, que se les cerró en 1995. Repite Ricardo Cabezas, que se presentó en las anteriores municipales por primera vez y adelantó un concejal a su antecesor, Celestino Vegas.

El PP perdió la mayoría absoluta en las elecciones municipales del 2015, las primeras sin Miguel Celdrán como candidato, y las perspectivas de los comicios nacionales no han sido nada halagüeñas. Francisco Javier Fragoso se presenta por segunda vez tras seis años en la alcaldía, pues Celdrán le cedió el bastón cuando aún no había terminado su mandato. Tras los negativos resultados de las eleccionies generales, el PP, además de las orejas que vio hace cuatro años, ha empezado a atisbar las cejas y hasta las narices al lobo.

Ciudadanos apuesta por una candidatura renovada, con el abogado Ignacio Gragera al frente. La formación naranja no ha dado muestra alguna de equilibrio en la legislatura que termina, la primera con representación municipal. Su anterior alcaldable fue Luis García-Borruel, con el que consiguió sacar dos concejales, cuyos votos permitieron alzar como alcalde a Fragoso. Firmaron un compromiso de 61 puntos de poco recorrido, pues la aventura inacabada de la moción de censura y la aproximación a las fuerzas de izquierda dieron al traste con los sueños de grandeza del todavía concejal no adscrito, que acabó fuera del partido que lo había elegido como cabeza de lista. La única concejala naranja del ayuntamiento, Julia Timón, no dudó en firmar un nuevo contrato que ha dado estabilidad al gobierno del PP. Pero quienes mandan en Ciudadanos en Extremadura han querido hacer borrón y cuenta nueva. A Timón, ni agua, por mucho que la hayan metido con calzador en el último puesto de la lista. De conseguir los votos que ha obtenido en las elecciones generales en Badajoz, Cs podría ser la fuerza que decide el color de la alcaldía, incluso naranja. Sería llegar y besar el santo. Si Gragera no tiene vértigo, puede ser él el rostro del cambio en Badajoz. Sin experiencia política y con el lastre de todo lo ocurrido en esta legislatura, podría verse con las llaves del gobierno municipal en sus manos gracias a la fuerza de la marca que representa.

En lugar de desanimarse, el que se ha venido arriba es Borruel, exconcejal, exportavoz y excandidato de Ciudadanos, que aspira a la alcaldía arropado por un nuevo partido de ámbito estrictamente local, Juntos por Badajoz. Como local es Badajoz Adelante (BA), cuya lista encabeza Antonio Manzano, que estuvo a punto de entrar en el ayuntamiento en la anterior cita electoral y que antes que en esta nueva formación fue candidato en Ciudadanos, de donde huyó despavorido asustado de los tejemanejes.

Solo dos mujeres entran en liza. Por Unidas Podemos encabeza la candidatura Erika Cadenas, desmarcada del actual grupo municipal, cuyos tres integrantes abandonan la representación política local por imposición de unas primarias ajustadas que han puesto sobre la mesa las rupturas internas de una formación que llegó en el 2015 con una fuerza que se ha ido desinflando por confrontaciones domésticas e indefinición de contenidos. Del candidato de Vox, Alejandro Vélez Ferreira, apenas ha trascendido su afán por ser alcalde, no importa de dónde. O sí, pero no por motivos de procedencia y amor a su ciudad de origen sino por otros de índole ideológica, pues lo intentó en Navalmoral de la Mata y en Almendralejo, desde otras siglas situadas más a la derecha aún que las que ahora representa. María del Carmen Flores Mesa repite como candidata en Badajoz por Extremeños Prex Crex e Ismael Moisés Valdivia López, encabeza la lista de Por Un Mundo Más Justo. Nueve aspirantes para un solo sillón. Se admiten apuestas. Todas las opciones están abiertas.