+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

COCEMFE ACABA DE PONERLO EN MARCHA CON APOYO DE CAJA RURAL DE EXTREMADURA

Un nuevo servicio ayudará a personas con discapacidad a adaptar sus casas

La previsión es que llegue a un centenar de beneficiarios de Badajoz y su entorno

 

Una persona con discapacidad en un baño adaptado. - LA CRÓNICA

Cocemfe-Badajoz acaba de poner en marcha un nuevo servicio itinerante que, bajo el nombre de Incorpora-T, pretende fomentar la autonomía de las personas con discapacidad en sus propias viviendas.

Para ello, se ha contratado a un terapeuta ocupacional, que será el encargado de realizar un estudio detallado del domicilio del beneficiario con el objetivo de detectar las necesidades en aspectos como la movilidad, comunicación, mobiliario ergonómico o actividades domésticas, para después asesorar sobre las actuaciones o elementos que puede incorporar para mejorar su calidad de vida.

El presidente de Cocemfe, Jesús Gumiel, explicó que esta nueva prestación, que financia Caja Rural de Extremadura a través de su Fondo de Educación y Promoción, surge de la demanda que recibe la entidad de personas que se topan a diario con barreras dentro de su propio hogar. La previsión es que se pueda atender a un centenar de beneficiarios en Badajoz y en localidades de su entorno durante los próximos cuatro meses.

El servicio está destinado a personas con discapacidad física, entre las que se incluyen afectados por secuelas de polio, ictus, distrofias musculares o esclerosis múltiple, entre otras, pero también mayores con graves problemas de movilidad.

El presidente de Cocemfe destacó que en muchas ocasiones en las viviendas no se requiere hacer grandes obras para acomodarlas a las necesidades de las personas con discapacidad, sino que basta con instalar algunos sencillos elementos, como apoyos, para que su autonomía sea mucho mayor y se reduzca la dependencia de terceros. «Algunos son reticentes porque piensan que son actuaciones muy costosas, pero no es así, porque lo que hay que poner en valor es lo que pueden facilitar la vida», subrayó Gumiel.

El terapeuta ocupacional que está al frente del nuevo servicio ha recibido formación complementaria por parte de Cocemfe en materia de accesibilidad, ergonomía y adaptación de puestos de trabajo.
Una vez que el beneficiario solicite esta prestación, se realizará una visita a su vivienda para recoger los datos sobre el domicilio y se le realizará una entrevista para conocer de primera mano sus necesidades.

Tras realizar este primer análisis, y siempre teniendo en cuenta las limitaciones que presente la casa, se le ofrecerán recomendaciones y se le informará de todos los recursos que existen para que incorpore aquellos que mejor se acomodan a su día a día. Esto incluye desde una silla de ruedas con características especiales hasta utensilios para la cocina, aparatos para la cama, elementos de apoyo y seguridad en los baños o incluso la reubicación del mobiliario para que se desenvuelva mejor. Cuando el beneficiario realice los cambios, se hará un seguimiento para comprobar que el resultado es el adecuado.

«Se trata de un servicio esencial para que la persona sea lo más autónoma posible y aproveche al máximo sus capacidades», recalcó el presidente de Cocemfe.