+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

tras una década de reivindicaciones de la comunidad educativa

La obra del colegio Cerro de Reyes empezará la próxima semana

La inversión supera los 700.000 euros y el plazo para hacer el trabajo es 9 meses. Se construirán tres nuevas aulas de Infantil y se derribará el viejo aulario

 

Cartel que anuncia las obras en el colegio Cerro de Reyes. - S. GARCÍA

La empresa Construcción Integral Tesma iniciará las obras de ampliación y mejora de las instalaciones del colegio Cerro de Reyes de Badajoz la próxima semana. En la valla perimetral del centro se ha colocado el cartel que informa de esta actuación y la constructora ya ha comunicado a la dirección que los trabajos comenzarán en los primeros días de julio.

Las actuaciones, con una inversión de más de 709.000 euros, consistirán en la construcción de tres nuevas aulas de infantil, que se levantarán en forma de L y estarán conectadas con el edificio de Primaria. Sustituirán a las actuales dependencias que utilizan los más pequeños del colegio, que se habilitaron con carácter provisional en un almacén hace más de 6 años.

Asimismo, el proyecto contempla el derribo del antiguo aulario de infantil, que fue precintado por las deficiencias que presentaba y el riesgo que suponía para los alumnos, que en los últimos años ha sido desvalijado y se ha convertido en refugio de toxicómanos. Además, se llevarán a cabo otras actuaciones como la reparación del suelo del patio de recreo, la construcción de un porche, la sustitución de las puertas y la renovación de las instalaciones de la cocina y el depósito de gasoil.

Las obras tienen un plazo de ejecución de nueve meses, por lo que no estarán terminadas al inicio del próximo curso. Técnicos de la Consejería de Educación y responsables de la empresa ya se han reunido con la dirección del centro para programar las distintas actuaciones, con el objetivo de que afecten lo menos posible a la actividad habitual del centro tras la vuelta de las vacaciones de verano.

La construcción de las aulas de Infantil y la demolición del viejo aulario es una vieja reivindicación de la comunidad educativa, que desde hace una década espera a que se lleven a cabo. Tanto los padres como la dirección han denunciado en reiteradas ocasiones, con protestas incluidas, las precarias condiciones de este colegio y han reclamado instalaciones dignas.