+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LUNES SANTO SIN PROCESIONES

Otra vez este año la lluvia impide salir a los pasos de la Concepción

La Virgen de los Dolores y la Oración en el Huerto no procesionaron. La hermandad tenía preparado un nuevo recorrido por el Casco Antiguo

 

Interior de la iglesia de la Concepción, anoche, con los pasos preparados. - Foto:OTO

A. M. ROMASANTA
26/03/2013

Mirando al cielo estuvieron todo el día y así se quedaron, porque a la hora prevista para que saliera la procesión, a las nueve de la noche, no dejaba de caer una llovizna que el viento arrastraba por todos los rincones de la calle de San Juan. Cientos de personas se arremolinaban a la puerta de la iglesia de la Concepción, donde media hora antes había empezado a tocar la banda de música, con la confianza de poder ver salir a sus veneradas imágenes.

Pero no pudo ser. Por segundo año consecutivo, tuvieron que permanecer en su iglesia María Santísima de los Dolores y la Oración en el Huerto, porque así lo decidió su hermandad, que esperó una hora más pero ante los malos augurios climatológicos optó por abrir las puertas para que los fieles entrasen. "Nos da mucha pena no poder salir pero el patrimonio es de la hermandad, no es nuestro y tenemos que cuidarlo", reconocía con congoja la hermana mayor, María Teresa Valor. En el 2012 no salió la procesión del Lunes Santo, pero en el 2011 sí pudo hacerlo.

En el templo, todos estaban preparados para salir: los nazarenos con sus túnicas blancas y capirotes amarillos, los costaleros con su uniforme de estreno, las flores blancas adornando la Virgen, los claveles rojos en el paso de la Oración en el Huerto, y los militares de la Brigada de Infantería Mecanizada Extremadura XI, hermanos mayores honoríficos de la cofradía, que además acaban de regalar un nuevo estandarte que ayer se estrenaba.

Este año la hermandad había preparado un nuevo recorrido por el Casco Antiguo, más cercano a la iglesia, pues ya no iba a llegar hasta San Francisco. Tampoco atravesaría San Juan, a pesar de que ya no están los andamios que impidieron los años anteriores pasar por un tramo de esta calle. En esta ocasión iba a discurrir por Bravo Murillo, Arcoagüero, López Prudencio, San Juan, Hernán Cortés, plaza López de Ayala, Francisco Pizarro, la plaza de la Soledad, la Sal y vuelta a su iglesia. "Como es una hermandad que está en el Casco Antiguo queríamos que su recorrido fuese por el Casco Antiguo y no por la parte moderna", comentaba la hermana mayor.