+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Primera sesión ordinaria de la corporación local // Acuerdos y desacuerdos

El pleno condena el franquismo con el único voto en contra de Vox

Fue expulsado el socialista Pedro Miranda por llamar «fascista» a Vélez

 

El concejal Pedro Miranda, cuando ya se marchaba del pleno, ayer. - ANDRÉS RODRÍGUEZ

Primera expulsión de la legislatura en un pleno municipal. La protagonizó ayer el concejal socialista Pedro Miranda y se notó que la estaba buscando, pues en ningún momento intentó evitarla cuando el alcalde. Francisco Javier Fragoso, le llamó reiteradamente al orden. Miranda no dudó en tildar de manera repetida de «fascista» al concejal de Vox, Alejandro Vélez, durante su intervención cuando se debatía la moción de Unidas Podemos de condena del régimen franquista, que salió adelante con el apoyo de todas las formaciones representadas en la corporación, salvo Vox, como era de esperar, cuyo concejal respondió a Miranda llamándolo «socialista».

Fue el punto más debatido (se prolongó una hora) de los 28 que componían el orden del día. El pleno aprobó con esta moción condenar el golpe de Estado ocurrido el 18 de julio de 1936 y el régimen de la dictadura militar, además de los asesinatos en Badajoz del 14 de agosto y días posteriores; reprobar a los cargos públicos que hagan apología o exaltación del régimen franquista; apoyar las acciones dirigidas a recuperar y dignificar la memoria de las víctimas de la represión en la Guerra Civil y durante el franquismo y, por último, instar a la Junta a reconocer oficialmente el 14 de agosto como el Día del Recuerdo y Homenaje a las Víctimas.

De la moción solo se eliminó, a petición del PP y de Ciudadanos, el punto referido al compromiso de eliminar símbolos y referencias franquistas de calles y edificios públicos, pues ambos defendieronn que hasta ahora todas las sentencias avalan que Badajoz cumple la Ley de Memoria Histórica. La concejala socialista Rita Ortega se emocionó al recordar durante su intervención que ella fue perseguida y juzgada por el tribunal de Orden Público y expulsada de la universidad. «No voy a pedir ninguna ayuda ni desagravio, pero por mí no van a volver esos tiempos», defendió. Cs mostró su apoyo pero su portavoz, Ignacio Gragera, lamentó que Podemos y PSOE no pusieran el mismo «celo» en otras «cuestiones», en referencia a lo ocurrido a dirigentes de su formación durante el desfile del Orgullo en Madrid, que el pleno condenó, sin el voto de estos dos grupos. «No son casos equiparables, pero sí sintomáticos», reconoció Gragera. La concejala del PP Blanca Subirán, por su parte, criticó la referencia a que el ayuntamiento es «refugio de fascistas» y dijo que todos los partidos con representación están legalmente constituidos.

 
 
3 Comentarios
03

Por hormigón 12:04 - 26.07.2019

Tosapla, alégrate de vivir en España, porque si vivieras en Alemania o en Italia ya estarías de camino del juzgado. De todas formas, lo tuyo tiene remedio, solo con cambiar de editorial, encontrarás libros de historia con contenidos reales e imparciales donde podrás aclarar un poco el lio que tienes en la cabeza. Descubrirás palabras como golpista, dictador, asesino, ladrón, genocida… Ya lo dice el sabio refranero español: “no hay peor ciego que el que no quiere ver”.

02

Por Tosapla 11:48 - 26.07.2019

No quiero insultar pero la palabra que me viene a la cabeza es tonto del haba. En mi opinion sin Franco y la media España que le siguió y ayudó, muchos de los que hoy se apuntan a todo no existirian, porque sus ascendientes habrian sido asesinados en los gulag. Y muchas cosas mas (vean lo que hicieron en los paises que dominaron).

01

Por SOLEDAD CAPILLA 9:28 - 26.07.2019

También se presentó, una pregunta ciudadana del colectivo Redes Cristianas sobre lo abusivo que resulta para una ciudad tan pobre como Badajoz el aumento de los concejales liberados y de los cargos de confianza a lo que el alcalde contestó que se ha hechos para el mejor funcionamiento de las tareas encomendadas, respuesta que no dejó satisfechas a las personas que habían presentado la pregunta.