+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

desde que comenzó a sancionar el radar hace casi un año

La policía local impone 11.321 multas por exceso de velocidad en el puente Real

Se instalará otra cabina para el cinamómetro en la avenida Masa Campos y no en el puente Nuevo. 33 conductores fueron sorprendidos a más de 100 kilómetros por hora y otros 109 a más de 90

 

María José Solana y Rubén Muñoz, en la presentación de la memoria. - S. GARCÍA

Radar instalado en el puente Real de Badajoz desde febrero del 2017. - S. GARCÍA

Desde que el radar del puente Real comenzó a sancionar el 11 de febrero del 2017 y hasta el pasado 4 de enero, la Policía Local de Badajoz ha impuesto 11.321 multas a conductores que circulaban a una velocidad superior a la permitida en esta vía, 50 kilómetros por hora. Tres conductores fueron detectados circulando a más de 111 kilómetros por hora (uno de ellos llegó a alcanzar los 116 para –según se excusó en su día-- llegar a tiempo a un partido de fútbol); otros 5 superaron los 110 kilómetros por hora; 25 fueron sorprendidos a entre 100 y 109; casi 110 fueron sancionados por ir a entre 90 y 99; mientras que 648 fueron ‘cazados’ a entre 80 y 89 kilómetros por hora. En 3.464 casos las multas fueron por cruzar a entre 70 y 79 kilómetros por hora y, en otros 7.608, por hacerlos a entre 60 y 69.

Los datos los dio a conocer ayer la concejala de Policía Local, María José Solana, que compareció junto al superintendente, Rubén Muñoz, para informar sobre la memoria de actividades del cuerpo municipal del 2017. Pese a que la existencia del radar en este punto es conocida por la mayoría de los conductores, es significativo que más de la tercera parte del total de denuncias de tráfico impuestas el pasado año en la ciudad, 30.527, fueron por pisar de más el acelerador al atravesar el puente Real. En este sentido, Solana recordó que se trata de «una vía más de la ciudad», por lo que «no es normal» que se circule a velocidades que superan e incluso duplican el límite establecido.

Solana señaló que se seguirá trabajando para mejorar el control del tráfico en la ciudad y se implementarán nuevas medidas encaminadas a reducir las conductas temerarias al volante y los atropellos. Así, anunció que se colocará otra cabina para radar en la avenida Antonio Masa Campos, a la altura del Banco de España, en lugar de en el puente de la Universidad, como se anunció, pues se ha detectado que es en la primera vía donde es frecuente que los conductores excedan la velocidad máxima permitida. Esta nueva carcasa se suma a las instaladas en el puente Real y Circunvalación y el radar se alternará entre las tres.

Por otro lado, con el radar móvil la policía local puso 2.724 sanciones, cuatro de ellas a conductores que superaron los 100 kilómetros hora. En esta caso, las multas descienden con respecto al 2016, cuando se contabilizaron 3.092. A través del Multacar se han interpuesto 11.109 denuncias, una cifra muy similar a la del año anterior, 11.050.

En cuanto a los accidentes de tráfico, la concejala de Policía Local destacó que se han reducido, pasando de los 1.377 registrados en el 2016 (tres fallecidos y 23 heridos graves) a los 1.133 del pasado año (un fallecido y 25 heridos de gravedad). En 28 de los accidentes ocurridos el año pasado en el casco urbano estuvieron implicados ciclistas (6 heridos graves); en 47, ciclomotores (48 heridos graves); y en 114 motocicletas (9 heridos graves).

ATROPELLOS/ No obstante, los atropellos se han incrementado y se han contabilizado 75 frente a los 61 del año anterior, con una persona muerta y 10 heridas graves (hace una década se llegaron a registrar hasta 96 heridos graves por atropellos).

También han crecido ligeramente los delitos contra la seguridad vial (292 frente a 281). Se contabilizaron 99 accidentes con alcoholemias positivas y otras 103 alcoholemias sin accidente. Otros cinco conductores que se vieron implicados en un siniestro dieron positivo en consumo de drogas. En seis casos, los conductores se negaron a realizar las pruebas de alcohol y drogas.

La policía local imputó el año pasado un delito contra la seguridad vial a 71 conductores a los que sorprendió al volante a pesar de no tener carné de conducir (bien por no haberlo obtenido nunca o por tenerlo retirado por sentencia judicial). El número se incrementa considerablemente con respecto al año anterior cuando se imputó por este mismo hecho a 51.

Además de las actuaciones relacionadas con el tráfico, la memoria refleja otro tipo de intervenciones realizadas por la policía local el año pasado en materia de seguridad ciudadana, que reflejan, entre muchas otras, actuaciones en 71 ocasiones por actos vandálicos; relativas a la Ley de Convivencia y Ocio (con 31 denuncias por venta de alcohol a menores y 151 por consumo en la vía pública); o por la venta ambulante (162 denuncias).

   
2 Comentarios
02

Por del sur. 11:17 - 20.01.2018

Menos multas, y mas vigilancia les diria a estos dos intrusos , Hagan bien su trabajo vigilando, y velando, por la seguridad de las personas, No freir a la gente a multas. Y ese buen hacer y tabajo bien echo, se hace en la calles estando activos, y atentos a sus trabajos sr, Superintendente.

01

Por nandin 10:30 - 20.01.2018

Con otro radar como este, tienen para pagar la nóminas del ayto.