+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Puerta del Alpéndiz

 

TLta finalización de las obras de rehabilitación del entorno de la Puerta del Alpéndiz en la Alcazaba de Badajoz marca un antes y un después en la puesta en valor de este importantísimo monumento árabe, que según dicen es el segundo más grande de Europa. Esta parte de la Alcazaba era muy desconocida, apenas transitada y muy abandonada. Estas actuaciones permitirán que muchas personas descubran esta puerta y acceso a la Alcazaba, de extraordinaria belleza y de grandes posibilidades para comunicar la Alcazaba con la zona de San Roque y los parques de la Trinidad. Configura un recorrido amurallado casi ininterrumpido desde Puerta Pilar, así como la conexión que hace con los Jardines de la Galera, otro de los espacios con más magia de la ciudad.

Las excavaciones realizadas han puesto con mayor evidencia la riqueza arqueológica de la Alcazaba, que nadie conoce, aunque algunos puedan intuir, o su imaginación pueda hacerles acertar sobre posibilidades todavía muy poco documentadas. Lo que hay en el subsuelo nadie lo sabe, y a lo mejor hay un tesoro que tenemos oculto desde hace muchos años. Hay que continuar las excavaciones y los estudios arqueológicos del Cerro de la Muela, por el propio interés que supone para la ciudad conocer su pasado, pero también tiene un motivo especial, en el morbo de encontrar un gran hallazgo inimaginable.

Desde el punto de vista popular y turístico, el gran salto supone la posibilidad de recorrer por el adarve todo el perímetro de 1.140 metros. Hecho que nadie vivo lo había podido hacer hasta ahora, y que además de sus indudables recompensas emocionales con las vistas históricas, de la ciudad y de la naturaleza, tiene también un uso deportivo y de salud. A los paseos de los pacenses que inicialmente eran habituales hasta la frontera, y desde hace unos años en las márgenes de los ríos, ahora se suma un interesante recorrido en la Alcazaba. Incluso puede convertirse en un reto y prueba deportiva de singularidad internacional.

Y esta actuación ha visualizado aún más la necesidad de seguir rehabilitando la Alcazaba, ahora toca a la Puerta del Capitel y a las torres. Poco a poco y sin solución de continuidad hay que seguir poniendo en valor y en conocimiento de los pacenses y del mundo, que aquí hay un monumento que por muchas razones hay que visitar y los pacenses tienen que cuidad, mimar y disfrutar.