+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA CORPORACIÓN MUNICIPAL DEBATIRÁ Y APROBARÁ HOY LAS CUENTAS DE 2020

Ricardo Cabezas: "Los presupuestos son grises, anodinos y previsibles"

 

Martín Serván y Ricardo Cabezas, en su comparecencia de ayer. - GRUPO SOCIALISTA

"Grises, anodinos y previsibles". Con estos calificativos definió ayer el portavoz del grupo socialista, Ricardo Cabezas, los presupuestos municipales para el 2020 que ha elaborado el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Badajoz y que se debatirán y aprobarán esta mañana en pleno. A pesar de su desacuerdo, Cabezas se mostró abierto a llegar a un «consenso» con condiciones, porque en su opinión todavía era posible.

Los concejales Ignacio Gragera (Cs) y Eladio Buzo (PP) pidieron a los socialistas su apoyo o abstención y Gragera lo justificó por que de los 36 puntos que recoge el anexo de inversiones que el PSOE preparó en noviembre, se han incluido 16. Si bien, según Cabezas, se trata de «actuaciones obvias» que vendrían bien en cualquier ciudad del país, como asfaltado de calles o construcción de nichos. El PSOE pide que se contemplen otros 20 puntos «que harían brillar» al presupuesto, entre los que el portavoz destacó piscinas en los poblados, aseos en los parques del río, el centro cívico del Casco Antiguo y el de Valdepasillas y La Paz (previsto desde el 2016), plataforma única desde Bravo Murillo al río, semáforos para invidentes, adecuación de áreas afectadas por la riada (para las que no hay «ni un solo euro»), más fondos para accesibilidad y un auditorio y zonas wi-fi en el parque del Guadiana. Por otro lado, criticó que se recuperen inversiones que ya aparecían en el 2018 y no se han ejecutado, como el polideportivo de Valdepasillas, mejoras en la plaza de Conquistadores y el paseo de San Francisco y el edificio de asociaciones del Casco Antiguo.

Cabezas compareció junto al concejal socialista Martín Serván, que dio cuenta de la propuesta de su grupo que, según defendió, es «técnicamente realizable y jurídicamente posible». Serván explicó que los cambios que introduce el proyecto del equipo de gobierno son la modificación del organigrama para adecuarlo a las delegaciones, 3 millones para autónomos (que el PSOE cree «insuficientes» )y 1.8 para acción social, así como 3,3 millones por enajenación de bienes. Según sus cálculos, los presupuestos pueden contemplar una mayor capacidad de recaudación, para reflejar la realidad de los últimos años sin aumentar la presión fiscal, de manera que se podrían incluir 5 millones más de ingresos y otros 5 de los capítulos de gastos. Estos 10 millones se podrían destinar a un plan de fomento del empleo (4 millones), 3 para subvenciones a familias en riesgo de exclusión y asociaciones y 3 más para los autónomos. El PSOE plantea además un plan complementario de 12 millones, de los que 3 se destinarían a contratar a personal en el Instituto Municipal de Servicios Sociales (IMSS) y 9 millones en obras públicas.