+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VISTO PARA SENTENCIA EL JUICIO EN LA AUDIENCIA

Solicitan cinco años por robar a la anciana a la que cuidaba

La acusación pide 6 años y 6 meses de prisión y la defensa la libre absolución. El fiscal modifica su informe y une los dos delitos iniciales en el de robo continuado

 

EFE/REDACCIÓN
13/06/2019

La Sección Primera de la Audiencia de Badajoz dejó ayer visto para sentencia el juicio seguido contra una mujer acusada de robar joyas y dinero en la casa de la anciana para la que trabajaba. El fiscal modificó sus conclusiones provisionales para considerar un delito continuado de hurto y otro de robo con fuerza como un único delito de robo continuado, y solicitó la pena de 5 años de prisión, mientras que el letrado de la acusación, solicitó 3 años y 6 meses por hurto continuado y 6 años y 3 meses por robo continuado. La defensa elevó su informe a definitivo y pidió la absolución, según explicó Jenaro García, una vez concluido el juicio.

La vista oral comenzó el pasado martes y finalizó ayer, con la valoración por los peritos del valor de lo robado y la presentación de conclusiones por las partes.

Según la acusación, ha quedado acreditado que la acusada se identificó y que consta su DNI en las fichas de venta de algunas joyas sustraídas que hizo en dos establecimientos de compraventa de oro, y que en algunas el perito ha determinado que las firmas son suyas.

Según lo expuesto en la Sala, la familia de la anciana denunció en mayo de 2016 la sustracción de joyas y dinero de una caja fuerte mientras la mujer estaba ingresada en el hospital, después de que se encontrasen la puerta de su dormitorio abierta, cuando siempre la cerraba con llave. Faltaban 2.200 euros, así como joyas de importante valor monetario y sentimental, muchas de ellas elaboradas para su propietaria o de edición limitada.

Una hija de la mujer contó que la acusada se ganó la confianza de su madre y que indujo a creer que el autor de los hechos era uno de sus hijos, afirmaciones que la acusada negaba con la cabeza, y ello supuso un problema familiar hasta que la policía determinó que fue la acusada.