+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el hallazgo se produjo sobre las 16.30 horas a unos 200 metros del puente real en dirección al de la universidad

La UME encuentra el cadáver de un hombre flotando en medio del río

El fallecido tenía 36 años y su desaparición estaba denunciada desde primeros de enero. El cuerpo apareció a pocos metros de una isla, no estaba enganchado y pudo arrastrarlo la corriente

 

El cuerpo se trasladó al Anatómico Forense. - ANDRÉS RODRÍGUEZ

El cadáver fue llevado a la margen derecha. - ANDRÉS RODRÍGUEZ

A. M. ROMASANTA badajoz@extremadura.elperiodico.com BADAJOZ
16/02/2019

El hombre cuyo cadáver fue encontrado en la tarde de este pasado viernes en el río Guadiana a su paso por Badajoz tenía 36 años y permanecía desaparecido desde principios de año.

Fue la familia de este hombre la que denunció su desaparición a principios de este año, según han confirmado fuentes de la Policía Nacional a Europa Press.

A estas horas se está a la espera de conocer los resultados de la autopsia que se le ha practicado en el Instituto Anatómico Forense de Badajoz, para conocer las circunstancias de la muerte, que serán los que confirmen si la muerte es por ahogamiento u otro motivo

En concreto, el cuerpo se encontraba en una zona entre los puentes Real y de la Universidad de capital pacense, tras lo que fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de Badajoz.

Efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que se encuentran en Badajoz realizando tareas de retirada del camalote del Guadiana, hallaron ayer por la tarde, cuando hacían labores de inspección diaria a bordo de una lancha, el cuerpo sin vida de un hombre flotando en el agua, boca abajo. Ocurrió en el tramo entre el puente de la Universidad y el Real, cerca de una de las islas situadas en mitad del cauce. 

Cabe recordar que el hallazgo se produjo sobre las 16.30 horas. Según testigos presenciales, el hombre estaba vestido. El cuerpo estaba hinchado, por lo que podría llevar «días» en el agua, si bien cualquier detalle tiene que ser confirmado por el análisis que se realice en el Instituto de Medicina Legal, donde fue trasladado. Cuando se encontró el cadáver se activó el protocolo de aviso a través del 112 y acudieron los bomberos del parque municipal, así como fuerzas del Cuerpo Nacional de Policía, de la Policía Local de Badajoz y otros miembros de la UME. Los militares permanecieron con su barca esperando a que llegaran los bomberos.

El cuerpo se encontraba flotando en la superficie del agua, a unos 40 metros de la segunda isleta a la altura de la zona central del puente Real. No estaba enganchado y podía haber llegado a este lugar arrastrado por la corriente. Cuatro bomberos se aproximaron al cadáver en una zódiac con el propósito de acercarlo a la orilla de la margen derecha, junto al nuevo parque del Guadiana. En la calzada, la policía local estableció un cordón para evitar que los curiosos pudieran acercarse al terraplén de césped que conduce a la orilla. Varios vehículos policiales, de la UME y el de los bomberos alertaban desde lejos de que algo estaba sucediendo.

Ante la expectación que había generado el hallazgo entre los numerosos ciudadanos que en esos momentos se encontraban en el parque, los bomberos decidieron acercarse con el cuerpo a una de las isletas y, en un lugar donde no eran visibles, procedieron a cubrirlo con un sudario, para después aproximarse a la orilla del parque y ponerlo allí a disposición de la Policía Nacional, encargada de la investigación.

Según explicó José Manuel Sánchez, uno de los cuatro bomberos que intervinieron, el rescate fue sencillo y en las tareas para sacarlo del agua recibieron en todo momento la ayuda de los militares.